El ex ministro del Interior de la dictadura, «cerebro» del último gobierno de facto, falleció mientras cumplía prisión domiciliaria por crímenes de lesa humanidad

Harguindeguy, quien tenía 85 años, ocupó el Ministerio del Interior entre el 29 de marzo de 1976 y el 29 de marzo de 1981, durante la presidencia del dictador Jorge Rafael Videla.

El ex general de división era considerado uno de los «cerebros» de la última dictadura y el amplio radio de influencia de su cartera de Estado le permitía dominar amplias jurisdicciones del poder de entonces y tomar decisiones fundamentales.

Desde la reinstauración de la democracia y hasta los últimos años, Harguindeguy, quien fue beneficiado por indultos, había logrado eludir a la Justicia, pero finalmente fue detenido, acusado por crímenes de lesa humanidad, en este caso, cometidos en Entre Ríos, como muchos otros jerarcas de la dictadura de 1976-1983.