Voceros de Edenor y de Edesur informaron en diálogo con Infobae que continúan algunas dificultades en Bernal, Quilmes, Lomas de Zamora, Lanús, La Matanza, Virrey del Pino, González Catán, Villa Urquiza, Belgrano y Saavedra. Hay cientos de semáforos sin servicio

Las consecuencias del brutal temporal que golpeó a la Ciudad de Buenos Aires y a la Provincia aún generan severos inconvenientes para miles de familias y comerciantes. Es que a las pérdidas y los daños por las inundaciones, ahora hay que sumar un gigantesco apagón que afecta a la Capital y al Conurbano.

Desde la distribuidora Edesur informaron que aún hay usuarios sin servicio en Bernal, Quilmes, Lomas de Zamora y Lanús. Si bien en algunos barrios hay problemas puntuales, la mayoría tiene el suministro eléctrico cortado por cuestiones de seguridad.

“Ahora empezó a llover fuerte y va a depender de cómo evolucione el tiempo para terminar de resolver algunas cuestiones puntuales”, explicaron.

Además, lectores de Infobae reportaron inconvenientes en Devoto, Floresta y Versalles y Villa Real.

Voceros de Edenor informaron que los principales inconvenientes se dan el Oeste del Gran Buenos Aires. La Matanza, Virrey del Pino, González Ctán, Villa Lusuriaga son algunas de las zonas con más personas afectadas. También hay manzanas sin luz en los barrios porteños de Belgrano, Saavedra y Villa Urquiza.

Desde la distribuidora que tiene su zona de cobertura en el norte de la Ciudad explicaron que durante la jornada se avocaron a despejar los peligros de la vía pública con el objetivo de garantizar la seguridad de los clientes y del personal.

“Trabajamos durante todo el día con Defensa Civil para evaluar los riesgos. Hubo casos en donde nos pidieron que cortemos el servicio preventivamente por un tema de seguridad. En las zonas donde los peligros terminaron, el servicio volvió. En otros barrios aún no han podido ingresar las cuadrillas de emergencia”, detallaron.

Si bien gran parte de los inconvenientes que surgieron esta mañana durante el epicentro del temporal fueron solucionados, las precipitaciones de esta noche y la nueva alerta meteorológica del Servicio retardaron algunas tareas para el día de mañana.

Los problemas con el servicio eléctrico provocaron grandes dificultades en el tránsito. Es que durante la jornada de hoy hubo más de 800 semáforos fuera de servicio. También hubo inconvenientes en la ilumninación de las principales salidas de la Ciudad, algunas de ellas aún vigentes.