Las acciones de la petrolera argentina cayeron 6,1% en el mercado neoyorquino y se negociaron a u$s10,49, cerca de su precio mínimo del año, de 10,13 dólares. La empresa valía u$s16.800 mil millones en enero y ahora, sólo u$s4.400 M

Los inversores internacionales mantienen sus dudas sobre la forma en que la petrolera argentina YPF financiará sus inversiones para incrementar la producción. Por ello, la incertidumbre se reflejó en el precio de la acción, que cayó más de 12% sólo en el mes de octubre y comenzó noviembre con una pérdida de 6,09%, a u$s10,49, después de rebotar desde un mínimo intradiario de 10,45 dólares.

La acción de YPF se situó en u$s41,47 el 26 de enero de este año, pero, a partir de los rumores de reestatización de la compañía, que se concretaron en abril, el papel comenzó a desvalorizarse en forma pronunciada.

Así alcanzó un piso de u$s10,13 el 13 de junio pasado, resistencia de la que se encuentra muy cerca con el retroceso de este jueves. De esta forma, la acción de YPF cede 74,73% desde su nivel de enero.

El precio máximo de la compañía, según la cotización de las acciones en Bolsa, fue de u$s28 mil millones, el 28 de septiembre de 2005, después del canje de deuda durante el gobierno de Néstor Kirchner. Entonces, YPF continuaba bajo el control de la española Repsol.

El 18 de marzo de 2005 se anunció el alcance de la reestructuración y el 10 de junio de ese año Argentina liquidó el canje: técnicamente fue la salida del default, que el mercado celebró con un rally alcista.

El precio máximo posterior a la crisis de 2008 fue de u$s16.800 mil millones el 26 de enero de 2012. Cuando comenzaron los fuertes rumores sobre una reestatización de la empresa, en el primer trimestre del año, las acciones empezaron a recortar su valor en forma abrupta.

El 16 de abril de 2012, cuando la presidente Cristina Kirhcner anunció la reestatización del 51% de las acciones, en manos de Repsol, la compañía tenía un valor de u$s7.900 millones (precio de la acción: u$s19,50 en Nueva York). Al 1° de noviembre de este año, la empresa está valuada en apenas u$s4.400 millones de dólares.

El plan de inversiones

YPF anunció a fines de agosto el hallazgo de cinco pozos de petróleo no convencional en Chubut y Neuquén, que permitirán aumentar sus reservas, anticipó que irá subiendo en forma gradual los precios de los combustibles para «reducir la brecha» con la competencia, y requerirá inversiones por u$s37.200 millones hasta el 2017.

El titular de la petrolera, Miguel Galuccio, confió en que la empresa logrará este año «detener el declino» en el que habían caído sus operaciones para «retornar al crecimiento en 2013».

El pasado 17 de octubre YPF informó que emitió Obligaciones Negociables por u$s423 millones, la colocación corporativa más grande que se realizó en el mercado local, aunque insuficiente para sostener las necesidades del plan de expansión de la compañía. Antes, el 14 de septiembre, la empresa colocó en el mercado local Obligaciones Negociables, por 1.500 millones de pesos.

El plan de YPF es crecer un 32% en la producción de petróleo y gas en los próximos cinco años, incrementar un 37% la producción de gasoil y naftas y generar más de 10 mil nuevos puestos de trabajo.