Un día después de que su mujer, Antonella Roccuzzo, diera a luz a su primogénito en Barcelona, la “Pulga” le demostró su afecto y cariño en la cancha, mientras disputó su partido frente al Celta por la Liga española. Exhibió un calzado que tiene escrito en su parte externa el nombre de Thiago, en honor a su bebé. Todos esperaron que convierta por primera con ellos, pero se quedaron con las ganas…

Quizás resulte extraño ver a Lionel Messi siendo tan expresivo, teniendo en cuenta su habitual introvertida imagen. Pero ya se había expresado con la camiseta de la Selección, cuando festejó un tanto poniéndose la pelota debajo de la camiseta, en alusión al embarazo de su novia, Antonella Roccuzzo, quien en ese entonces estaba de aproximadamente 4 meses. Ahora, a un día del nacimiento de Thiago, utilizó otro medio para demostrar su felicidad.

En el encuentro que enfrentó al Barcelona con el Celta en el Camp Nou, la “Pulga” estuvo en la cancha con un par de botines que tienen la leyenda “Thiago” en su parte externa. Lo que esperaban todos era que marcara un tanto para ver si en el festejo, volvía a mostrar una dedicatoria para su primogénito, al que ya le compraron la camiseta a su medida del Barça y quien seguramente acudirá al estadio en breve para ‘alentar’ a su papá en la tribuna. Pero será la próxima, ya que el mejor jugador del mundo no se anotó en las redes en el 3-1 final a favor de los «culés».