Desde la Dirección de Inspección Laboral, dictaron la conciliación obligatoria para el conflicto existente en la fábrica CONFECAT, generado por los últimos despidos y el reconocimiento de la nueva agrupación gremial.

Los empleados de la empresa se manifestaron durante la semana pasada, con cortes en la Av. Presidente Castillo, en reclamo del reconocimiento de la nueva agrupación gremial de los trabajadores del calzado y la reincorporación de operarios que fueron despedidos en los últimos días.
El director de Inspección Laboral, Adolfo Castellanos, confirmó que esta mañana se dictó la conciliación obligatoria y adelantó que la primera audiencia se realizará el día miércoles.