Queso vegetal, brotes de lino y mucha información, por Pablito Martín.

:: Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación sana y consciente. Hoy me gustaría hablarles sobre una enfermedad que afecta cada día a más personas de todo el mundo. Y la primera pregunta sería, ¿la diabetes, tiene cura?

:: Desde el año 1991, el 14 de noviembre se conmemora el “Día Mundial de la Diabetes” para concientizar a la población sobre una enfermedad que está creciendo día a día.

:: Según el doctor Gabriel Cousens (Doctor en medicina, Doctor en homeopatía, diplomado por la Asociación Americana de Medicina holística y diplomado en Ayurveda) la diabetes tiene cura.

:: Para entender un poco la magnitud del tema, en el año 2000 a unas 200 millones de personas les diagnosticaron diabetes y en tan solo un año la cifra trepó a 250 millones. “Hace varios años atrás, la diabetes era un mal extraño, ahora es una pandemia. Lo que estamos presenciando hoy en día es una consecuencia del estilo de vida de nuestra cultura”, indica Cousens.

:: Pero el problema no termina acá, ya que hay varias personas que padecen diabetes y no lo saben. Según un estudio realizado por el doctor Mohammed Abdul-Ghani (Médico experto en diabetes de la ciudad de Nahf) el 26% de sus pacientes eran diabéticos y no lo sabían. Un 43% tenía intolerancia a la glucosa y sólo el 31% no presentaba síntomas diabéticos. Otro dato alarmante es que todos los años 7 millones de personas desarrollan diabetes en todo el mundo. Sí, leíste bien, 7 millones anuales. Actualmente uno de cada cinco neoyorquinos de más de 64 años tiene diabetes. Ahora mi pregunta es la siguiente: ¿todavía tenés ganas de comer en las grandes cadenas de comida rápida norteamericana para alimentarte y alimentar a tus hijos? Porque creo que si no hacemos un cambio, los argentinos vamos camino hacia estos datos.

:: Si bien es cierto que hay personas que acarrean genéticamente un historial diabético tipo 2 y en algunos casos tipo 1 (ambas ocurren durante el embarazo), el factor primordial que activa el potencial genético de la diabetes es el estilo de vida. Esto no solo habla del tipo de alimentación que cada persona lleva, sino también del estado físico. Un ejemplo claro sería: una dieta rica en carbohidratos refinados como el azúcar blanco y harinas blancas, una alta proporción de grasas saturadas de origen animal y grasas trans, las comidas con poca fibra, el café y las bebidas con cafeína, el tabaco, mirar mucha televisión y un estilo de vida con falta de ejercicio. Varios médicos aseguran que “entre los factores de riesgo figuran la obesidad abdominal mayor a 102 cm en el hombre y mayor a 88 cm en la mujer”.

:: La mayoría de las personas creen que la diabetes es un desbalance de azúcar en sangre, pero en realidad es un desorden metabólico que afecta a la asimilación de las proteínas, de las grasas y de los carbohidratos.

:: Además, una alimentación deficiente y la obesidad van de la mano porque esta última es la consecuencia de una dieta altamente rica en grasas saturadas y azúcares. Ejemplo claro son los norteamericanos que “en 1900 eran el país más sano del mundo (entre 100 naciones) pero en 1990 pasaron a ser el país más enfermo”, indica Cousens.

:: Las grandes cadenas de comida rápida ayudan a desarrollar esta pandemia rápidamente. En ellas encontramos alimentos ricos en grasas saturadas, alimentos refinados con escasa fibra y llenos de conservantes. Además, las promociones llevan a que la gente consuma, por ejemplo, grandes cantidades de gaseosa innecesariamente o varios medallones de carne llena de grasa en un mismo sándwich.

:: “La cura, en un sentido más profundo del término, consiste en una dieta que sea orgánica con al menos un 80% de comida viva rica en minerales, con un 20% de grasas vegetales (sin grasas animales), alto contenido de fibras, con bajo índice glucémico y de insulina, bien hidratada, individualizada y en porciones prudentes”, aconseja el doctor Cousens.

:: Creo que por hoy es suficiente. Muchos datos juntos para analizar. Para mayor información  www.pablitomartin.com.ar Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Y recuerden que “Con probar, no perdés nada”… hoy los dejo reflexionando con una frase muy interesante. En mi segundo libro “Detrás de los alimentos” pueden encontrar más datos. Hasta la próxima.

“Ningún médico puede decir que una enfermedad es incurable. Decir eso es renegar contra Dios, contra la naturaleza y despreciar al Gran Arquitecto de la Creación. No existe enfermedad, por más terrible que pueda ser, para la cual Dios no haya provisto su correspondiente cura”. PARACELSO.

:: Pablito Martín. @Pablitococina

www.facebook.com/pablitococina

:: Queso crema de girasol y nuez

INGREDIENTES

Semillas de girasol: ½ taza

Nueces: 1 taza

Hierbas picadas (Tomillo, orégano, menta, perejil, etc.): 3 cucharadas

Sal marina: 1 cucharadita

Pimienta: ½ cucharadita

Aceite de oliva: ¼ de taza

Cúrcuma (opcional): ½ cucharadita

Olivas verdes descarozadas: 15 unidades

PROCEDIMIENTO

Picá las olivas.

Poné en remojo las semillas de girasol y las nueces en abundante agua durante 8 horas como mínimo. Luego colalas.

Poné todos los ingredientes, menos las olivas, en una licuadora o en el vaso del mixer y procesá bien. Si es necesario agregale más aceite para mejorar su consistencia.

Luego mezclalo con las olivas picadas y listo.

Encontrá más recetas en mi primer libro de cocina “Con probar no perdés nada”.

:: Pablito Martín. @Pablitococina

www.facebook.com/pablitococina

:: Brotes de lino

INGREDIENTES

Semillas de lino: 4 cucharadas

Frasco de boca ancha, gasa y bandita elástica.

Agua filtrada o mineral: Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Esto es más fácil que contar hasta tres…

Lavá las semillas, ponelas dentro del frasco y tapalo con la gasa y la bandita elástica. Llenalo con el agua filtrada o mineral y deja las semillas en remojo durante 3 horas. Este proceso se llama activar.

Enjuagá las semillas, sin sacarlas del frasco. Dejalo inclinado a 45° con la boca para abajo (ayudate con un recipiente) en la mesada de la cocina. Enjuagalas de dos a tres veces por día.

Cuando el brote mida más de 2 centímetros, poné el frasco bajo el sol y al otro día ya los podrás comer.

Conservá los brotes en la heladera.

Encontrá más recetas en mi primer libro de cocina “Detrás de los alimentos”.

:: Pablito Martín. @Pablitococina

www.facebook.com/pablitococina

Romina.

Asistente.

@PablitoCocina
www.pablitomartin.com.ar

www.facebook.com/pablitococina

chefenmicocina@yahoo.com.ar

 

Fuente: 14 de noviembre, día mundial de la diabetes