El “Alemán” festejó sin parar la obtención del Torneo Anual y el pase al Torneo del Interior.

Con una fecha de anticipación, Américo Tesorieri se quedó con el Torneo Anual de la Liga Catamarqueña de Fútbol, lo que además le valió clasificar para el Torneo del Interior 2013.
Cuando faltaban muy pocos minutos para llegar a la medianoche del viernes y comenzar un nuevo día, llegó el pitazo del árbitro Guido Medina, que permitió el desahogo contenido de los “Alemanes” de avenida Belgrano, quienes después de cuatro años de sequía pudieron gritar campeón y dar rienda suelta a un interminable festejo, que se extendió hasta la madrugada.
Ya había quedado atrás el triunfo ante Ferrocarriles de Chumbicha y era momento de empezar a celebrar el octavo campeonato que logra en su rica historia Tesorieri.
Los hinchas saltaron la alambrada, se metieron en el campo de juego y empezaron a buscar a los jugadores para quedarse con algún recuerdo. La mayoría, ya despojados de su camiseta, pantaloncito y medias, se abrazaban entre ellos y con sus familiares, mientras les caían lágrimas de emoción.
No era para menos, Tesorieri acababa de demostrar que fue el mejor del torneo, incluso de la temporada, a pesar de que en el Torneo Apertura se quedó con las manos vacías por aquella dolorosa derrota en semifinales ante San Lorenzo.
Cómo no ser los mejores del año, si tan sólo perdió dos de los 21 encuentros que disputó.
Todo era euforia, banderas, bombos, humo de color y en medio de tantos cánticos, comenzó la añorada vuelta olímpica, donde se confundían jugadores, hinchas y hasta dirigentes.
Después llegó el momento del festejo íntimo en el vestuario, hasta que de a poco, las luces del “Malvinas Argentinas” se fueron apagando y con ello llegó el silencio, pero a lo lejos, se escuchaba fuerte que la fiesta se trasladaba al barrio, con una gran caravana que copó la “Belgrano”, para seguir festejando.
Tesorieri, justo campeón del Torneo Anual “Catamarca Minera – Copa Gianfranco Colla”, tuvo su gran noche, esa que esperó cuatro años.
Herrera: “Este campeonato tiene un sabor especial”

Sergio Herrera, emblema indiscutido en los últimos años de Tesorieri, fue el que marcó el gol que les dio el triunfo ante Ferrocarriles y que sirvió para festejar el campeonato.
“Se ha luchado mucho por este campeonato, somos un grupo que hemos perdido muchas finales, entonces tiene un sabor importante para todo el grupo”, le dijo a El Esquiú.com el delantero, mientras se saludaba con los hinchas en medio de la cancha.
El “Tobillo” Herrera también señaló que “teníamos la espina por no haber ganado el Apertura, pero veníamos demostrando en torneos largos que podíamos salir campeones. El equipo tuvo un buen juego, hizo muchos goles y se merecía salir campeón”, dijo el goleador de 32 años, que con el que le hizo a Ferro llegó a los 13 tantos en el Anual.

Juan Martín

El chumbichano Juan Martín llegó este año para reforzar al “Alemán” y terminó siendo, desde el arco, un pilar fundamental para el equipo.
“Todo pasó por el grupo, es muy fuerte, muy unido y hubo partidos importantes que supimos sacarlo adelante. El campeonato es el fruto de todo el trabajo del año”, dijo el “uno”, que también destacó que “teníamos una espina clavada, fue muy dura la derrota con San Lorenzo en el torneo pasado, pero lo supimos sacar adelante, hicimos un gran año y sólo perdimos dos partidos. Es valorable el esfuerzo del grupo y es una satisfacción ganar el campeonato”, dijo.
Pensando en el futuro afirmó: “Todavía queda una fecha, después habrá que descansar un poco para comenzar con todo la pretemporada, pensando en el Torneo del Interior”, señaló el arquero que ya había salido campeón con Ferrocarriles de Chumbicha.