En una final que contó con un gran nivel de tenis, el serbio se impuso por 7-6 (6) y 7-5. De esta manera, el número uno del mundo le arrebata al suizo el título que había obtenido en las últimas dos ediciones

Novak Djokovic confirmó su gran momento y, en una final de gran nivel, venció a Roger Federer por 7-6(6) y 7-5 en 2 horas y 14 minutos. De esta manera, el serbio se quedó con la edición 2012 del Masters disputado en Londres.

El cotejo contó con todos los ingredientes que se esperaban en la previa, a sabiendas de que en el O2 Arena se enfrentaban los dos mejores jugadores del escalafón y de la temporada.

El suizo arrancó con todo, desplegando lo mejor de su tenis. Así, ganó su primer game en cero y, luego, quebró el saque de su rival por el mismo marcador. Ese ritmo arrollador lo llevó a ganar nueve puntos de manera consecutiva en el inicio del cotejo.

Nole recién pudo ganar su primer punto del encuentro en el tercer juego y, en menos de cinco minutos, ya se encontraba 3-0 abajo en el marcador. Sin embargo, con el correr de los minutos, el partido se fue armando y empezó a parecerse un poco más a lo que se imaginaba en la previa. Así, el serbio pudo quebrar en el quinto game.

Djokovic volvió a quedarse con el saque del suizo en el noveno juego y luego vino a sacar para cerrar el set, pero Roger no iba a darse por vencido y ganó el game para emparejar el marcador en 5-5. Luego, cada uno mantuvo su saque y fueron al tie break, donde Nole triunfó por 8-6.

El primer juego del segundo parcial duró 11 minutos y significó un nuevo inicio promisorio para Federer, quien, al igual que en el primero, se quedó con el servicio del número uno en el inicio.

El suizo mantuvo la diferencia durante toda la manga, hasta el juego decisivo. Estaba sacando para set, con dos sets points a su favor; sin embargo, Nole se recuperó y quebró para igualar en cinco.

Tras el traspié de Federer, el serbio hizo uso  de su máxima concentración para quedarse con su saque y luego quedarse con el de su rival para finalizar el encuentro con un 7-5 en el segundo parcial.

Con este resultado, Djokovic no solo se quedó con el título sino que también terminó invicto y, además, quebró la supremacía del suizo, quien se había llevado el Masters en las dos últimas ediciones.

A pesar de la derrota, Federer mantiene la ventaja en el historial entre sí por 16-13.

Djokovic se quedó con su sexto trofeo de la temporada y con su segundo Masters tras el conquistado en 2008, cuando el certamen aún se celebraba en Shanghai.

Además, el serbio suma 1.500 puntos en la clasificación ATP y 1,76 millones de dólares a su cartera.