Con el deceso en un hospital de una persona malherida durante un ataque aéreo israelí en el barrio de Zaitún, en la ciudad de Gaza, la cifra total de muertos durante la operación «Pilar defensivo» llegó hoy a 43, de los cuales 40 son palestinos y 3 israelíes.

El fallecido se llama Muhammad Yasin, según informó la agencia de noticias DPA, que difundió un listado completo de los decesos palestinos.

El listado incluye cuatro niños, una niña, un bebé, una mujer embarazada y dos ancianos, todos identificados con nombre y apellido, que sumados a las tres víctimas israelíes en Kiryata Malaji, lleva a 43 personas el total de víctimas de la violencia en torno a Gaza, desde que se inició la operación.

Hasta ese momento, tras el deceso de 10 palestinos durante los raids nocturnos de anoche, informado por el portavoz del Ministerio de Sanidad del gobierno de Hamas, la cifra total de víctimas fatales conocidas era de 39. De ellos, 13 eran civiles, consignó la agencia DPA.

Además, los ataques aéreos israelíes y de cohetería islámica dejaron unos 330 heridos del lado palestino y 20 del lado israelí.

Durante esta madrugada Israel bombardeó las oficinas del primer ministro del gobierno de Hamas, Ismail Haniyeh, que no se encontraba allí.

El ataque se produjo después de que palestinos de Hamas lanzaran entre 15 y 20 cohetes contra tierras del sur de Israel.

Según un portavoz militar israelí, además de las oficinas de Haniyeh el ejército bombardeó el Ministerio del Interior de Hamas, un complejo policial en Ciudad de Gaza, y más de un centenar de bases lanzacohetes y túneles en la frontera con la península del Sinaí.

Ayer, dos dirigentes de Hamas declararon, desde Belén y desde El Cairo, que la organización islámica palestina no aceptará tregua alguna con Israel, por más presiones que reciba de los países árabes y europeos.

Abu Marzuq explicó que «hubo muchos llamados a una tregua, pero no llegará pronto», y que Hamas exigía el cese del sitio israelí sobre Gaza y el fin de los asesinatos selectivos de sus dirigentes.

Por su parte, el vocero de Hamas, Sami Abu Zuhri, reportó que su movimiento había rechazado propuestas de «varios mediadores» que se habían ofrecido para negociar un cese del fuego.

Abu Zuhri, que hizo declaraciones luego de asistir a un encuentro con diversas fracciones en Ciudad de Gaza, reiteró que para los islámicos palestinos «cuando la ocupación israelí habla de alcanzar un acuerdo de cese de fuego, no es seria».

«Hasta que no haya garantías de que Israel cumpla el acuerdo de cese de fuego», dijo, Hamas y otros grupos «seguirán respondiendo» a los ataques israelíes contra Gaza.