Quilmes, el club más antiguo del fútbol argentino, festejó sus 125 años de vida con un partido amistoso frente a Santiago Wanderers de Chile, equipo que es dirigido por Ivo Basay.

Previo al comienzo del encuentro, arbitrado por Federico Beligoy y en el que actuaron jugadores que habitualmente no son titulares, se descubrieron placas alusivas y se entregaron plaquetas a glorias de la historia del club, como los ex campeones del Mundo de Argentina en 1978, Ubaldo Matildo Fillol y Julio Ricardo Villa.

Estaba invitado Daniel Bertoni, también campeón Mundial en Argentina 1978, pero no pudo asistir por problemas personales.

Además, se efectuaron reconocimientos a deportistas exitosos del club en diversas disciplinas, como así también se descubrió una placa de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF).

«Es muy importante este aniversario, porque somos el decano del fútbol argentino y somos el club más antiguo en practicar fútbol en nuestro país», señaló el presidente de la entidad sureña y senador nacional, Aníbal Fernández.

El ex Jefe de Gabinete de la Nación añadió que «lo más importante de estos 125 años fue el título del `78, no se compara con nada. Lo menos grato, obviamente, los descensos».

«En tanto, el jugador más importante de la historia del club es Omar `Indio` Gómez (estuvo presente en los planteles campeones de la Primera B del `75 y del Metropolitano del `78)», precisó.

Respecto de la actualidad del club, indicó: «estamos muy bien, siempre tuvimos una administración ordenada y queremos seguir creciendo y tener un financiamiento adecuado».

Con relación con el futuro del actual entrenador del equipo, Omar De Felippe, cuestionado por los malos resultados en el torneo Inicial, el titular de Quilmes lo respaldó y aseguró que «tiene nuestro apoyo absoluto, fuimos a buscarlo porque queremos un proyecto a largo plazo y no inmediato».

«El no lastimó a ningún jugador y ellos no se lastimaron porque tenían ganas. Revertiremos este presente», completó Fernández al hacer referencia a la gran cantidad de lesionados que hay en el plantel.

Por su parte, Julio Ricardo Villa manifestó: «estoy muy emocionado por pertenecer a una pequeña parte de tanta historia. Estuve 4 años y medio y le agradezco a Quilmes que me permitió crecer. El primer amor nunca se olvida».

A su tiempo, el `Pato` Fillol opinó: «tengo muchas sensaciones y recuerdos (debutó en el `69). Llegué en el `63 siendo un adolescente y me fui siendo un hombre».

«Son lindos los reconocimientos estando en vida y es por eso que tengo un agradecimiento eterno con Quilmes, que significa todo para mí, porque viví cosas importantes a nivel humano y profesional», concluyó el ex arquero campeón del Mundo.