Durante la Santa Misa concretada el viernes 23 de noviembre en la ciudad de Tinogasta, quedó inaugurada la Capilla del Santísimo Sacramento, en el templo parroquial San Juan Bautista. La celebración eucarística fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Cura Párroco, Pbro. Esteban Chaile, y el sacerdote Francisco Urbanc, de la Arquidiócesis de Tucumán.

Participó de este especial acontecimiento, el intendente de Tinogasta, Hugo Avila, autoridades de las fuerzas de seguridad y educativas, entre otras, y una gran cantidad de fieles de las distintas comunidades de la jurisdicción eclesiástica, con las imágenes de sus Santos Patronos, que se apostó frente al atrio del templo para vivir este momento.
En el inicio de la ceremonia se dio lectura al decreto episcopal de inauguración de la capilla dedicada a la adoración de Jesús presente en la Eucaristía, y luego se dio la bienvenida al Señor Obispo.
Después de la Oración de los Fieles, Mons. Urbanc se trasladó hasta el interior del templo para presidir el acto de habilitación de la Capilla del Santísimo con el tradicional corte cintas, que realizó junto con el jefe comunal tinogasteño, las autoridades presentes y el matrimonio integrado por José Murá y su esposa Lucía, en representación de toda la comunidad. Un marco particular brindaron los niños que recientemente recibieron su Primera Comunión.
En la oportunidad, el Obispo explicó los dibujos existentes en el piso de la capilla. La Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, que representa a la familia divina. El Ojo: Dios que todo lo ve. La Estrella, simbolizando a María como Estrella de la Nueva Evangelización. Al pie del sagrario está dibujado el beato Juan Pablo II, como ejemplo de adorador eucarístico.
También destacó los vitrales con ángeles adorando a Jesús en la Eucaristía; la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que asoma en medio de las montañas y un río, que simbólicamente da vida a la comunidad parroquial; también están representados el olivo y la viña, frutos que identifican a la tierra tinogasteña.
En las puertas de rejas se pueden observar la Sagrada Familia, en una, y el Sagrado Corazón, en la otra, completando el conjunto de elementos que alberga la capilla hay diez sillones artesanales donados por la gente.
Finalizados los actos litúrgicos, los presentes compartieron un brindis popular y degustaron una deliciosa torta, en un clima fraternal y muy festivo.