Un peregrino oriundo de Santiago del Estero perdió la vida en la localidad de Lavalle mientras se dirigía hacia esta Capital, luego de ser atropellado por un automóvil que se dio a la fuga.
El difunto fue identificado como Walter Rodolfo Rueda, de 23 años, quien junto a su hermano Jonathan Rolando Rueda (21) y un amigo, Elvio Gabriel Sández (25), se trasladaba hacia esta provincia a pie, con motivo de la conmemoración anual de las fiestas marianas que congregan a miles de fieles de distintas partes del país.
Unos diez kilómetros antes de llegar a la localidad de Lavalle, en el límite con Catamarca, los tres jóvenes caminaban a la vera de la ruta 64 cuando un automóvil Fiat gris los embistió violentamente desde atrás, dándose de inmediato a la fuga sin detenerse a socorrer a los heridos.
El hecho fue advertido a la policía local cerca de la 1 de la madrugada por un camionero que viajaba por la zona. Al hacerse presentes en el lugar se encontraron con un dantesco cuadro.
A causa del impacto, Rueda habría fallecido al instante, mientras que Sández sufrió graves heridas. Por otra parte, el hermano del fallecido resultó ileso. Por el lugar pasaba casualmente una ambulancia de un servicio privado de salud que realizaba el traslado de un paciente desde Catamarca hacia Santiago, la cual recogió a Sández y allí le realizaron las curaciones de urgencia y los primeros auxilios, hasta que llegó la ambulancia que lo llevó hacia el hospital Regional Ramón Carrillo, donde permanece internado.

Pericias

En el lugar del trágico accidente trabajó personal de la comisaría de Lavalle, al igual que personal de Criminalística, quienes realizaron las pericias de rigor. Fueron estos efectivos quienes en base a los datos recabados determinaron que se trataría de un Fiat gris, que era intensamente buscado por la policía, sin que se pudiera dar con él hasta el cierre de esta edición.
Un hecho repetido

Año tras año se pueden leer a través de los matutinos noticias del mismo tenor. Los fallecimientos en las rutas en las épocas de las fiestas de la Virgen son tristemente repetidos.
Sin ir más lejos, en 2011 Sergio Carranza perdió su vida en el trayecto de regreso a su Santiago natal, mientras caminaba junto a su esposa arrastrando su motocicleta, que había sufrido la rotura de una rueda. Carranza se encontraba a un kilómetro de Bañado de Ovanta cuando fue embestido desde atrás por una Combi blanca.
En un confuso episodio acaecido el 9 de diciembre de 2010, en la localidad santiagueña de Santa Catalina un peregrino en moto aplastó el cráneo de un jinete que había caído de su caballo y se encontraba tendido en el asfalto, inconsciente. La víctima fue identificada como Jesús Herrera (69).