El británico ganó su segundo campeonato con Los Ángeles Galaxy. Fue su último partido en tierras estadounidenses. Aún no sabe si continuará jugando profesionalmente

David Beckham consiguió su segundo título consecutivo como campeón de la Liga estadounidense de fútbol (MLS) en su último partido con la camiseta de Los Ángeles Galaxy.

En la final del torneo, su equipo venció al Dynamo Houston por 3 a 1. En la temporada pasada, el club de Beckham también había derrotado al mismo rival en el partido decisivo.

El inglés había anunciado hace unos días que esta final sería el último partido de su carrera en la Liga de EEUU, a la cual llegó en 2007.

«He pasado un tiempo muy especial jugando con el Galaxy. Sin embargo, quería vivir un último desafío antes del final de mi carrera como jugador», dijo Beckham en un comunicado divulgado por el club.

En cinco temporadas y media, el ex jugador del Manchester United, Real Madrid y Milan ha disputado tres finales -2009, 2011, 2012- y ganó las dos últimas.

Beckham es considerado uno de los mejores jugadores en la historia de Inglaterra. Participó en 115 partidos para la selección de su país, con 17 goles, y fue capitán del equipo en más de 50 ocasiones.