El viernes llegó al Hospital de Niños, donde se constató el aberrante maltrato. El abuelastro se encuentra arrestado en averiguación del hecho.

Un niño de 10 años, oriundo de Tinogasta, permanece internado en gravísimo estado, a causa de violentas agresiones y hasta abusos sexuales sufridos supuestamente a manos de su abuelastro, quien se encuentra arrestado.
De acuerdo con la información suministrada, el menor registraba, además de los abusos de vieja data, signos de extremo maltrato infantil, tales como marcas en su cuerpo producto de quemaduras y demás lesiones.
El pequeño vivía junto a su abuelastro, padre de la pareja de su madre, y se dedicaba al pastoreo de ovejas en Costa de Reyes, un paraje ubicado a 32 kilómetros de la cabecera departamental de Tinogasta, sobre ruta provincial 3.
Por el momento, la Justicia se encuentra recabando testimonios de vecinos y allegados al niño.
En este contexto, el abuelastro se encuentra arrestado, en averiguación de actividades.
El niño arribó en estado de coma al Hospital de Niños Eva Perón, de Capital, el viernes a la madrugada, tras ser derivado en ambulancia desde el hospital de Tinogasta.
Al examinarlo, los profesionales médicos descubrieron que presentaba un avanzado cuadro de desnutrición y claros indicios de malos tratos y abusos sexuales, que obligaron a los médicos a poner en conocimiento inmediato a la Fiscalía de Delitos Criminales, a cargo de Víctor Figueroa, quien actuó de oficio.
De inmediato, Figueroa informó a su par de Tinogasta, Silvia Álvarez, para que inicie la investigación, ya que en un primer momento no había sido informada porque desde el hospital local se había diagnosticado lesiones leves.
Aparentemente, los padres desconocían el aberrante episodio, por lo que recién el viernes a la mañana su progenitor radicó la denuncia penal por lo sucedido a su hijo, que permanece internado en grave estado en el Hospital de Niños.