Aún conscientes de la dificultad de sumarlo al plantel «millonario» para 2013 porque mantiene un contrato firmado con Internacional de Porto Alegre hasta junio de 2015, el técnico lo confirmó como titular lo el equipo que viene y su elevado costo de la ficha, en el club no se dan por vencidos. Diego Turnes se juntaría dentro de 48 horas con el «Cabezón» en el país para hacerle saber que pretenden armar un equipo en base a él. Ramón lo espera con ansias

Ya no caben dudas que la gran obsesión de River para la disputa del Torneo Final es la incorporación de Andrés D’Alessandro para la construcción de un equipo competitivo, que vuelva a pelear los primeros puestos del campeonato y recupere la gloria perdida en los últimos tiempos. Pero claro está, la negociación y la posibilidad de repatriar al enganche no pinta nada sencilla.

Sucede que el «Cabezón» tiene contrato firmado y vigente con el Internacional de Porto Alegre hasta junio de 2015 y, para que los «gaúchos» lo dejen partir, deberían recibir una oferta concreta que ascienda a los 5 millones de dólares aproximadamente. Pero para colmo de males, el director técnico de dicho equipo, Dunga, avisó que su formación será «D’Alessandro y diez más».

De todas maneras, hace meses que los representantes del Gobierno «millonario» se comunican cada tanto con su apoderado, Matías Aldao, para hacerle saber el interés que existe por contar con él para los primeros días de enero. Incluso le enviaron regalos, como camisetas y pantalones utilizados por hombres del plantel actual como David Trezeguet y Leonardo Ponzio.

Sin darse por vencidos, Daniel Passarella le endosó la tarea «casi imposible» de las negociaciones a Diego Turnes, quien tiene entre sus planes juntarse con el ex San Lorenzo este mismo viernes, ya que mañana llegará al país para pasar gran parte de sus vacaciones. Allí escuchará el proyecto que liderará Ramón Díaz, que lo tiene como prioridad y deseo para armar una alineación en base a su presencia.

Así se intentará ganar tiempo ante las complicaciones para avanzar en el diálogo con sus pares de la entidad brasileña, que el fin de semana celebrará elecciones para decidir a sus autoridades, las cuales deberán prepararse para oír los pedidos de River por repatriar a uno de los ídolos más buscados para volver a ser.