Horacio Verón sospecha que los magistrados fueron sobornados por «la mafia y los proxenetas», aunque no sabe si con dinero o propiedades. «Es imposible que en un juicio 13 imputados queden en libertad», consideró