Joseph Blatterpresidente de la FIFA, opinó sobre los hechos ocurridos el pasado miércoles en la final de la Copa Sudamericana y sostuvo: «Deben ser una advertencia para los organizadores del Mundial»

El presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter, afirmó este sábado en Tokio que los incidentes ocurridos en la final de la Copa Sudamericana «son una advertencia para los organizadores del Mundial de Brasil-2014 y todos los organizadores«.

«Estos incidentes deben ser una advertencia, para los organizadores del Mundial y para todos los organizadores, de lo que pueda pasar. Pero la seguridad no es un asunto de las organizaciones deportivas. Es definitivamente un asunto de los organizadores, de la policía, del ejército«, señaló Blatter en rueda de prensa, ante la pregunta de si podían afectar a Brasil-2014.

«Obviamente siempre estamos pendientes de los incidentes que hay en el fútbol, que despierta muchas emociones y mucha pasión, y algunas veces no pueden ser controlados«, dijo Blatter.

«No tenemos potestad en el fútbol en temas de seguridad. Lo que podemos hacer y lo que hacemos es poner principios y es algo que hicimos el viernes en la reunión del comité ejecutivo, con un folleto sobre regulación y seguridad en los estadios», señaló Blatter.

«Podemos dar unas guías y podemos tener encargados de seguridad pero finalmente corresponde a los organizadores, a la policía y al ejército encargarse de la responsabilidad de ello», explicó Blatter.

«Es una pena que no se pueda jugar la segunda parte de un partido por cualquier razón, pero puede pasar en el fútbol. Tenemos millones de personas relacionadas con el fútbol. Este juego está afectado por la violencia que hay en la sociedad», añadió Blatter.

«Nosotros no somos el origen de la violencia, el origen está en la sociedad. En la historia de la humanidad vemos que había violencia antes de que el fútbol existiera», concluyó el presidente de la FIFA.