Barcelona se impuso 4-1 ante Atlético Madrid y sacó 9 puntos de ventaja. Falcao abrió la cuenta con un gol fantástico, pero Adriano, Busquets y «La Pulga» lo dieron vuelta

Radamel Falcao, que venía de convertir cinco tantos el pasado domingo, fue el gran protagonista de la primera media hora de partido. Atlético le quitó la pelota al Barcelona y contó con las situaciones más claras de abrir el marcador en base a un inteligente planteo táctico y de presión diseñado por su entrenador Diego Simeone.

A los 8 minutos cabeceó al palo. Luego lo perdió a los 24 tras una falta rápida y ganarle en velocidad a Carles Puyol. Y a los 30, la tercera fue la vencida. Inició una larga corrida desde la mitad de cancha y definió al gol con una exquisita «vaselina» tras la desesperada salida de Victor Valdes.

Los interrogantes se hacía presentes en Camp Nou. Pero a los 35, el brasileño Adriano sacó un misíl cruzado desde la medialuna del área para empatar el partido y a los 44, Sergio Busquets anotó con categoría dentro del área pequeña.

Lionel Messi, goleador del certamen y principal favorito para el Balón de Oro 2012, fue un actor secundario en la parte inicial y determinante en la etapa final.

En el minuto 56 definiió con un remate inatajable desde las puertas del área y en el 89, aprovechó una falla del uruguayo Diego Godín, para resolver con una especialidad de la casa: por arriba del arquero.

Barcelona manda en las posiciones con 46 unidades, producto de 15 victorias y un empate, en lo que es el mejor arranque en el certamen en toda su historia. Y estiró a nueve puntos la diferencia sobre su inmediato perseguidor.

Atlético Madrid, conducido por el argentino Diego Simeone, marcha segundo con 37 unidades, cuatro por encima del Real Madrid, que empató 2-2 como local ante Espanyol.