El jugador del Valencia quiere volver al club que lo vio nacer. Lo económico estaría acordado pero la extensión de su relación con el club se transformó en una traba para cerrar su vuelta

Boca quiere y tiene que definir los refuerzos que llegarán para afrontar el 2013 de la mano de Carlos Bianchi. Mientras Daniel Angelici negocia con el presidente del Corinthians el pase del “Burrito” Martínez, la comisión directiva del “Xeneize” intenta darle forma a la llegada de Fernando Gago.

En lo que respecta a lo económico, el acuerdo está cerrado entre el jugador y el club. El inconveniente para concretar la llegada es la duración del contrato que pidió el volante. Ocho años de extensión se transformaron en un problema para los dirigentes de Boca que se vieron sorprendidos por el pedido.

En Argentina se acostumbra firmar contratos por una duración mucho menor a la que solicita el jugador del Valencia. La relación con Gago pasaría el mandato de Angecili y los directivos no quieren perjudicar la economía del club. Este escenario pone en duda la llegada del ex jugador “Xeneize” aunque las negociaciones estén avanzadas.

Por otra parte, Angelici busca acordar la llegada del “Burrito” Matinez al equipo de Bianchi. Es una negociación muy complicada porque el presidente del Corinthians ya anunció que no prestarán al jugador y que la única manera de que se vaya, es si se concreta una venta.

En Boca piensan en la posibilidad de incluir a Lucas Viatri en la negociación. El jugador tiene ganas de irse del club porque no tiene continuidad y el presidente “Xeneize” necesita buscarle alternativas a la negociación para traer al jugador del conjunto brasileño.

Los dirigentes también buscan concretar la llegada de un marcador central con experiencia. El primero en la lista es el “Cata” Díaz aunque el propio “Tano”Angelici reconoció la enorme dificultad que significa repatriar al jugador del Atlético Madrid. La calidad económica de los contratos es incomparable con la que se pueden ofrecer en Argentina y aparte Diego Simeone, DT del conjunto español,  no estaría dispuesto a dejar ir a su jugador.

Boca intenta cerrar algún refuerzo para arrancar la pretemporada en Tandil en los primeros días de enero. Mientras las negociaciones siguen adelante, Bianchi trata de convencer a Juan Román Riquelme para que regrese al club. Los dirigentes y el técnico se mueven para armar un equipo que apueste a ganar la Copa Libertadores en el primer semestre del año.

Artículo anteriorChile, en alerta roja por el volcán Copahue
Artículo siguienteMessi, el mito que se supera a sí mismo con el pasar de los años