Gran cantidad de jóvenes y adultos llegaron a la localidad de El Puesto esta mañana pasadas las 4,30 junto a la peregrinación que salió a las 00,40 del día de hoy desde Tinogasta.

Con motivo de celebrarse el día de la Virgen de Andacollo en el Puesto, llegó la peregrinación a esa localidad distante a 16 km, la distancia que recorren los fieles por devoción, en agradecimiento, por fe, y también por amor. El recorrido se desarrollo normalmente, con algunas atenciones durante el trayecto ya que algunos peregrinos se descompusieron, entre ellos una embarazada, y una persona de 90 años que también quiso participar de la caminata. La noche tinogasteña se presentó con un clima bastante fresco, que acompaño la circulación de las personas. Por otra parte, se pudo observar gran cantidad de vehículos que transitaban en horas de la madrugada, entre ellos jóvenes en motos, sin casco y alta velocidad, sin consecuencia para los que caminaban hacia El Puesto, ya que efectivos policiales y de bomberos estuvieron presentes con los peregrinantes, y también en el resto del lugar controlando la circulación y preservando la vida de los que participaban en la velada Tinogasteña.

 

Sin energía

 

En la llegada de la peregrinación a El Puesto, se puedo observar que parte de ella se encontraba sin energía eléctrica, por lo que los peregrinos llegaron a oscuras a esa localidad, y la celebración  de la primera misa para los peregrinos se realizó a luz de vela, y con un sonido que tuvo que utilizar batería para su realización.

 

Consecuencia

 

Se pudo saber que la falta de energía se originó por la cantidad de vendedores que arribaron al Puesto para ocupar sus puestos de venta para el día de la Virgen de Andacollo. Posteriormente de subsanó el inconveniente y se reestableció la energía.

Homilía

 

Pasadas las 6 de la mañana se realizó la primera misa a los peregrinos, a luz de vela, por no contar con energía eléctrica parte de El Puesto, donde se desarrollan las actividades y que culminan en  horas de la tarde.

El Padre José Aguirre celebro la santa misa, y en la Homilía hizo mención de la peregrinación, de lo que significa su agradecimiento, su sacrificio, de ofrecerse en la fe. Caminar muchos kilómetros y sin fe, no se convierte en sacrificio. La Fe, el Amor y la intención es lo que lo hace sagrado. La diferencia es en aquel que hace buscando de encontrarse con Dios, buscando pedir por alguna necesidad, de dar gracias a Dios por la gracia de la Virgen, de Jesús. Nos convierte en nobles de lo que hagamos, por lo que les aseguro «cada uno el que dé un vaso de agua, no quedara sin recibir su recompensa».

Artículo anteriorLa Gobernadora reúne a los intendentes oficialistas
Artículo siguienteLa gobernadora respaldó al ministro Gordillo y desmintió los rumores de renuncia