«El Merengue» retomó el trabajo tras el receso navideño. En el primer entrenamiento el público brindó todo su apoyo al arquero símbolo del equipo, quien fue relegado al banco de suplentes por decisión de Mourinho

El arquero y capitán del Real Madrid, Iker Casillas, enfrentado con el DT portugués José Mourinho, recibió hoy el respaldo de unos 7 mil hinchas durante la primera práctica del equipo, tras las vacaciones por el receso de invierno en la liga de fútbol de España.
«Iker, Iker, Iker», cantó la multitud que asistió al estadio «Alfredo Di Stéfano», en la Ciudad Deportiva Valdebebas, donde también asistió el presidente del club, Florentino Pérez.

La práctica fue el primer «cara a cara» entre Casillas y Mourinho, luego de que el entrenador lo marginara al banco de suplentes, por primera vez en su ciclo, en la última derrota con Málaga.

Durante el entrenamiento, el capitán y Jesús -tercer arquero- trabajaron con el entrenador especializado, mientras que Adán -titular ante Málaga- lo hizo con los jugadores de campo.

Finalizada la práctica, el arquero se acercó a las gradas y entregó a algunos de los presentes sus guantes y su camiseta.
Casillas, de 31 años, es un emblema de la «Casa Blanca»: debutó en primera división en 1999 y ganó 14 títulos, entre ellos dos Ligas de Campeones de Europa y una Copa Intercontiental.
Jugadas 17 fechas de la liga española, Real Madrid, que defiende el título, suma 33 puntos en el tercer puesto y se ubica a 16 del líder, Barcelona.

Artículo anteriorLas ventas en comercios crecieron un 30% en diciembre
Artículo siguienteUn mercado de pases con mucho ruido y pocas nueces