La despedida del año pasado y la bienvenida de 2013 fue con un poco de lluvia en gran parte de los hogares de nuestra provincia. Alrededor de las 1 de la madrugada, llegó el viento y con ellos las nubes en el cielo tinogasteño después de jornada agobiante en la despedida del 2012, para luego en el amanecer de la ciudad se transformara en una leve llovizna.

Pese a la precipitación, para algunos fue una bendición, tras los 41° de ayer, y de acuerdo al SMN, habrá probabilidades de nuevas lluvias, que las registradas en la primera mañana del nuevo año y habrá vientos moderados. La máxima hoy se ubicaría alrededor de los 25º.

Se espera que mañana ya no haya lluvias y que las temperaturas oscilen entre una mínima de 22° y un techo de 30°. Jueves y viernes tampoco habría precipitaciones y las marcas seguirían en leve ascenso.

Artículo anteriorFELIZ AÑO 2013
Artículo siguienteEl quinto Dakar sudamericano, en la cuenta regresiva