La competencia tiene su largada simbólica desde la capital peruana este sábado desde las 10. Conocé todas sus etapas.

El Rally Dakar, con fuerte presencia de competidores argentinos, largará este sábado desdeLima su quinta edición en suelo sudamericano y en su recorrido de 8.570 kilómetros atravesará el desierto peruano, cruzará a Chile, seguirá por Argentina y regresará al país trasandino para terminar el 20 de enero en Santiago.

Como ocurre desde 2009, cuando el rally recaló en estas tierras, este año llega con novedades respecto a la edición anterior, entre ellas, el nuevo escenario para la partida, privilegio que hasta ahora había tenido Argentina.

Si bien esta vez no albergará la partida ni la llegada, Argentina será por primera vez escala del ansiado día descaso en Tucumán, el 13 de enero, jornada que llegará un día más tarde que los rallys anteriores.

La salida desde Perú imprime a la competencia un grado de mayor dificultad ya que los pilotos deberán enfrentar el desierto peruano desde el primer día.

Serán 459 pilotos los que estarán en la largada, verificaciones técnicas mediante, 77 de ellos argentinos, segunda nacionalidad con más representantes después de la francesa. Con Marcos Patronelli a la cabeza, ganador en cuatriciclos en 2010, los representantes argentinos que vuelven a dar el presente después de un digno papel cumplido son Tomás Maffei, Lucas Bonetto y Daniel Mazzuco, todos ellos en quads.

En auto, los ojos están puestos en el medicino Lucio Alvarez (Toyota-Hilux), quien terminó quinto el año pasado en su segunda incursión en el Dakar ; en el cuyano Orly Terranova (BMW-X.RAID Team); y en los aguerridos Emiliano Spataro (Renault) y Juan Manuel «Pato» Silva (Amarok), entre otros.

Sobre dos ruedas, la esperanza nacional recae en Javier Pizzolito, en esta edición en el equipo oficial Honda, que tras el buen comienzo del año pasado, terminó con una aparatosa caída en el desierto de Atacama. 

En cuatriciclos, una vez más el nombre del candidato pasa por el apellido Patronelli (Yamaha), aunque en este Dakar será sólo Marcos, el más chico de los hermanos, el que vaya en busca del triunfo, porque Alejandro, ganador de la últimas dos ediciones, no participará.

Con nueva fecha de largada, que no es su tradicional primero de año, cambios de reglamento para autos, una dificultad mayor desde el inicio y el debut de Lima en la partida y de Santiago en la llegada, el Dakar 2013 tendrá su ceremonia inaugural y primera etapa mañana cuando parta hacia Pisco.

El domingo los competidores deberán afrontar la primera prueba de fuego con el recorrido ruloPisco-Pisco, el lunes, ya en la tercera etapa del rally y una de las más duras de la competencia, será el turno de Pisco-Nazca.

Para quienes hayan soportado los primeros embates del desierto llegará la cuarta etapa conNazca-Arequipa, y al día siguiente pasarán a Chile para recalar en Arica, ya en el desierto de Atacama.

La sexta etapa llevará a los competidores a Arica-Calama, y al día siguiente cruzarán a la Argentina a través del Paso de Jama hasta llegar a Salta. Un día después el periplo los llevará a Tucumán, donde tras una ardua etapa estarán a horas del ansiado día de descanso. 

La carrera seguirá el 14 con la novena etapa entre Tucumán y el norte de Córdoba, desde donde partirá al día siguiente hacia La Rioja. 

En la etapa 11 los pilotos volverán a sentir el rigor del camino cuando se dirijan hacia la temible Fiambalá, experiencia que llegará al límite 24 horas después cuando deban cruzar hacia Chile por el Paso de San Francisco, a 4.900 metros de altura, y dirigirse a Copiapó.

Para los que queden en carrera, el recorrido de la etapa 13 será más grato ya que desde el desierto irán hacia La Serena y una parte de la especial bordea la costa del Pacífico.

Finalmente, el 19 de enero, aquellos que hayan soportado las inclemencias del clima, el cansancio físico extremo, conservado la concentración y cuidado sus máquinas habrán llegado a la meta en Santiago tras poco más de 8.500 kilómetros, con el mérito de haber terminado el rally más duro y  difícil del mundo.