Después de la incertidumbre sobre su futuro, el enganche apareció en Casa Amarilla, habló con Angelici y Bianchi, y le comunicó a la prensa que no volverá a jugar en el club de la Ribera. Hoy comienza el ciclo del «Virrey» al frente del «Xeneize». El plantel se entrenará y mañana viajará a Tandil para comenzar la pretemporada

Llegó a Casa Amarilla antes de que el reloj marcara las 9. Se bajó de su camioneta, saludó al guardia de seguridad y caminó hasta el vestuario para comunicarles a Daniel Angelici y Carlos Bianchi que no volverá a Boca. Unos minutos después salió, se arrimó a los periodistas y le puso punto final a la novela de rumores.

“No puedo cambiar la decisión que tomé, a Boca no vuelvo”, certificó con firmeza Juan Román Riquelme en la puerta del complejo “Pedro Pompillo”. “He hecho lo que tenía que hacer, venir a comunicarles al técnico y al presidente, lo mismo que les dije cuando estuvimos en la casa de Carlos (Bianchi)”, explicó el enganche sobre la imposibilidad de volver atrás con sus dichos.

“Tengo palabra, no puedo cambiar. A los hinchas de Boca los quiero”, atinó a decir en el medio de los micrófonos que se mezclaban ante las cámaras. Riquelme concentró toda la atención en los últimos días y lo hizo hasta el último instante previo a la confirmación de su lejanía del “Xeneize”.

En el medio de su discurso improvisado en la puerta del entrenamiento, se mostró molesto y aseguró que “inventaron muchas cosas los periodistas”. “Yo los entiendo, es el trabajo de ustedes”, ironizó el ídolo de Boca. “Me quiero ir a mi casa a tomar mates y seguir disfrutando de la vida como hasta ahora”, expresó Román.

“Le agradecí a los dos y les mandé saludos a los demás dirigentes a través del presidente”, contó Riquelme sobre la charla que tuvo con el “Virrey” y la máxima autoridad del club. “Estoy agradecido al técnico y a los dirigentes que intentaron convencerme para que vuelva”, volvió a expresar el jugador.

Román también aseguró que “si tengo la posibilidad de jugar al fútbol, lo voy a hacer” y no descartó jugar en otro club de la Argentina o en el fútbol del exterior.

Se terminó la novela sobre el regreso de Riquelme a Boca. No volverá, como lo había asegurado en la última conferencia  en la que clarificó su salida del club.  “No vuelvo”, fue la última frase que se le escapó de la boca a uno de los ídolos más grande del club de la Ribera. Punto final.

Artículo anteriorCatamarca ultima detalles para la edición del Dakar 2013
Artículo siguienteComenzó desde Lima la quinta edición del Dakar