Los dirigidos por Vilanova, quien volvió al banco tras su operación, ganaron el derby por 4-0 con tantos de Xavi, Pedro (2) y el argentino, que logró su primer conquista del 2013

Ni las Fiestas y el mal momento que tuvo que atravesar su entrenador distrajeron al Barcelona de su paso triunfal.  El líder de la Liga comenzó el 2013 de gran manera venciendo con autoridad en el derby catalán al Espanyol por 4-0.

Con un primer tiempo arrollador, el Barcelona pudo liquidar el pleito con facilidad. La primera conquista del encuentro llegó a los 9 minutos, luego de una habilitación de Iniesta desde la izquierda para Xavi, quien ingresó por el medio del área y marcó el 1-0.

Cinco minutos después, Fábregas llegó hasta el fondo y sacó el centro atrás para Messi, quien definió aunque, a centímetros de la línea del arco, Pedro alcanzó a rozar la pelota.

Corrían 26 minutos cuando Busquets metió una gran pelota entre líneas. Pedro se desprendió de entre los defensores, enfrentó al arquero y definió con gran calidad ante su salida para sellar el 3-0.

Todos estaban expectantes en relación al bautismo de Lionel Messi en el gol en el 2013 y la conquista iba a llegar  a los 28 minutos. Tras un penal a favor del Barcelona mal cobrado por el árbitro Gil manzano, el argentino se paró frente a la pelota y definió desde los doce pasos para consolidar el 4-0 final.

El conjunto de Vilanova, quien retornó a su lugar en el banco de suplentes tras superar una intervención quirúrgica por la reaparición de un tumor en su glándula parótida, pudo estirar la ventaja en la segunda parte, pero finalmente el rmarcador no se modificó.

Así, el equipo catalán se quedó con una contundente victoria en el derby y mantuvo su invicto en el certamen que lidera con 52 unidades.

Artículo anteriorGrave accidente sobre ruta nacional nº 60
Artículo siguienteMarcos Patronelli tomó el liderazgo en cuatriciclos