Los empresarios del transporte de la provincia manifestaron su desacuerdo con la propuesta realizada por el gobierno de aumentar sólo cincuenta centavos el precio del boleto. Los fundamentos radican en el incremento de los insumos y en la congelación de los subsidios.

Los propietarios de las líneas de colectivos que prestan servicios en el Valle Central coinciden en que el ofrecimiento realizado por el ministro de Servicios Públicos, Luis Romero, en la primera reunión, es bajo en relación con los gastos que deben afrontar para ofrecer el servicio.

En la noche de ayer, los empresarios mantenían una reunión para unificar criterios y acordar un monto que será el definitivo que presentarán a las autoridades. La tarifa que pretenden va de tres a cuatros pesos.

Respecto de las negociaciones y pretensiones del sector, Guido Mogetta explicó: “Vamos a definir un monto, pero no se parece al que nos ofrecieron. Cincuenta centavos de aumento nos parece absurdo.

El congelamiento de los subsidios desde el mes de noviembre, el aumento de los insumos y de la mano de obra, no se soluciona absolutamente nada con esos centavos”.

Al mismo tiempo, el empresario sostuvo que “el desacuerdo es generalizado. Nadie está conforme, a todos nos afecta por igual y los aumentos para todas las empresas son los mismos”.

En cuanto al monto que a criterio personal pretende, Mogetta comentó que debería ser de “por lo menos tres pesos con cincuenta, para que nos alcance para cubrir los gastos operativos. Lo que nos propone es incongruente, no tiene sentido, es muy tirado de los pelos, más allá de que no hay ningún estudio que indique que ese monto sea suficiente, es así al voleo nomás”.

Por su parte, Santos González, tesorero de la Cooperativa San Fernando Ltda., dio a conocer la posición sobre la propuesta realizada por el ministro Romero. Al respecto, señaló: “Lo que pasa es que no es acorde con lo que estamos pidiendo. Según las variaciones de los costos, el aumento de cincuenta centavos es muy bajo”.

De esta manera, la cooperativa de transporte solicitó el monto de “cuatro pesos. Lo vamos a analizar nuevamente con los demás empresarios y vamos a ver qué hacer, pero desde ya estamos de acuerdo en que el ofrecimiento inicial es muy bajo y está lejos de lo que pedimos”, continuó Santos González.

Desde la empresa El Nene, Cristina Vázquez también se refirió a la situación y dijo: “Si bien no hemos llegado a un acuerdo preciso entre los empresarios, se habló del tema y concluimos en que no es un avance significativo en los costos que las empresas acarreamos. Vamos a ver de ajustar un poco más el aumento”.

“No va a haber diferencia entre lo que cobramos por el boleto ahora, que es dos pesos, es como que queda en la nada. Por el momento hablamos de no aceptar la oferta de los dos con cincuenta y tratar en lo posible de acordar un poco más”, añadió.

En referencia al monto que se pretende requerir a las autoridades, Vázquez expresó: “Buscamos alcanzar los tres pesos como mínimo; en lo que sí estamos de acuerdo es en el monto del boleto estudiantil, que sería de dos pesos”.

Los fundamentos de los dueños de las empresas El Nene, GM, Cooperativa San Fernando y 25 de Agosto coinciden en que “la tarifa debe aumentar como se hizo en casi todas las provincias. No es justo que nosotros sigamos hace años con el mismo precio, mientras las cosas siguen aumentando para nosotros”.

Artículo anteriorFinalizó el Festival Belén, Virgen y Luna
Artículo siguienteATECa espera el decreto para que se conforme la paritaria