Alanís

Fuentes cercanas a la Justicia Federal confirmaron que se solicitó a Gendarmería y a la Policía que intensifiquen la búsqueda de Ariel Alanís, luego de que el único detenido por la causa de tráfico de 90 kilos de marihuana, Pablo Tello, lo comprometiera en su declaración indagatoria.

Alanís quedó comprometido a partir de las declaraciones del senador nacional Oscar Castillo (FCS), quien lo vinculó como supuesto puntero político del ministro de Gobierno, Francisco Gordillo. La orden de captura contra Alanís fue librada el 27 de noviembre del año pasado.

Tello fue detenido durante un procedimiento que se realizó la noche de 16 de noviembre, cuando fueron incautados 90 kilogramos de marihuana en la ruta 38. En la declaración indagatoria Tello confirmó que fue contratado por Alanís para realizar el viaje, que en un principio fue pactado hasta Santiago del Estero, y que terminó finalmente en Corrientes donde cargaron la droga.

Un informe de la Justicia Federal de Corrientes, elaborado por Gendarmería, corroboró que algunos datos que había aportado Tello a la causa sobre el recorrido del viaje son certeros.

Por otra parte, también trascendió que el resultado de las pericias telefónicas del celular de Tello determinaron que los mensajes de texto que recibió mientras realizaba el viaje y antes de ser detenido fueron enviados por Alanís, quien le advertía inclusive del control policial.

Defensa

En tanto, el abogado Luciano Rojas, quien ejerce la defensa de Alanís, dijo que espera la resolución de la apelación presentada ante la Justicia Federal tucumana en contra del fallo de la Justicia Federal de Catamarca que le había negado la eximición de prisión.

En una breve comunicación con este diario, Rojas aseguró que «en un principio hay pocas pruebas que comprometen a su defendido». Y evitó dar más detalles.

Por su parte Alanís, en un diálogo exclusivo que mantuvo con El Ancasti antes de que se librara la orden de detención negó tener relación con los hechos y admitió conocer al ministro Gordillo.

Sobre si es o no puntero político de Gordillo, tal como lo manifestó públicamente el senador nacional Oscar Castillo, había manifestado que conoce al ministro como vecino y trabajó en su campaña política, pero aclaró que no volvió a tener contacto con él.

Hace más de dos meses que fue librada la orden de captura y Alanís aún continúa prófugo.

En tanto, Tello permanece alojado en el Servicio Penitenciario de Miraflores (Capayán) hasta que se realice juicio.

Fuente: El Ancasti

Artículo anteriorLa DNV aclara sobre un accidente
Artículo siguienteOrce fue imputado por el homicidio de Eugenia Rojas