_Entrega

En un acto con momentos muy emotivo, la Gobernadora Lucía Corpacci entregó anoche las primeras 40 Viviendas edificadas por el sistema de Autoconstrucción, ubicadas en la zona norte de la ciudad Capital, que se concretaron mediante el aporte conjunto del Estado y los propios vecinos, a través del programa Infrabras.

Estuvieron presentes el Vicegobernador Dalmacio Mera; el Secretario de la Vivienda, Octavio Gutierrez; el ministro de Gobierno, Francisco Gordillo; el ministro de Servicios Públicos, Luis Romero; funcionaros y legisladores.

Lucía valoró el esfuerzo de las familias que, con ayuda del Estado, alcanzaron el sueño de la casa propia, y subrayó la necesidad de respetar los mecanismos legales para superar el déficit habitacional que padece la provincia desde hace años.

La Gobernadora vivió con especial satisfacción la culminación de este barrio, ya que personalmente, desde el inicio de su gestión, visitó en diversas ocasiones a quienes construían sus casas, ocupándose de gestionar el suministro de materiales y acompañando a las familias que confiaron en el programa.

“Había venido en varias oportunidades para ver cómo estaban las viviendas, y es muy importante hacer este acto y poder mostrar que cuando la gente se propone algo, cuando la gente tiene sueños, cuando la gente tiene empeño y garra puede lograr todo lo que quiere lograr. Fue maravilloso ver como hombres y mujeres, jóvenes, incluso mujeres solas, fueron poco a poco, ladrillo tras ladrillo, haciendo realidad su sueño de la casa propia”, señaló la jefa de Estado.

Corpacci recordó que “cuando me contaban que estaban desde hace tiempo, que llevaban casi dos años peleando por esto y que estaban desesperanzados porque el material no llegaba, y nosotros les dijimos que lo íbamos a hacer”.

Lucía reconoció que “nosotros anhelábamos que en Año Nuevo estuvieran todos en este nuevo barrio y las cosas se demoraron un poco, pero para nosotros era fundamental que ustedes terminaran este barrio, para que otras mujeres y otros hombres vean que es posible. Queríamos mostrarlo que todo el equipo técnico que estaba trabajando con ustedes pudiera trasladarse y que otras 40 familias empiecen con este circuito maravilloso de la autoconstrucción”.

“Yo he visto con qué amor trabajaban en cada casa, el que ponía la plantita, el rosal, la guarda especial al azulejo del baño… Otros con ingenio pudieron hacer la moldura y todos le pusieron lo mejor de sí a sus casas: porque son sus casas”, indicó.

“Esto que estamos haciendo hoy no sería posible si nuestra Presidenta no hubiera decidido destinar fondos a todas las provincias argentinas con los programas nacionales, en este caso el programa Infrabras, para que muchos, miles y miles de argentinos, vayan poco a poco solucionando su problemática. Tampoco sería posible si nosotros como Provincia no fuéramos a gestionar estos fondos o nos quedáramos sentados esperando que las cosas ‘nos lluevan’. El secretario de la vivienda va a Buenos Aires, el administrador del IPV va a pedir y a golpear todas las puertas que haya que golpear para que se les solucionen las cosas a los catamarqueños”, afirmó.

Lucía recordó que “hemos visto situaciones extremas, recuerdo a la mamá que falleció reclamando una vivienda, o estas familias que ocupan viviendas que no son para ellos… tenemos que empezar a entender que tenemos responsabilidades, derechos y obligaciones. Tenemos derecho a tener, para la cual tenemos que hacer un trámite, tenemos que registrarnos, algunas viviendas se pagan y otras no, según las condiciones cada uno”.

“Lo cierto es que el Estado provincial se hace responsable, lo que no podemos hacer de ninguna manera es pasar por sobre el derecho del otro, y pensar que la necesidad nuestra es superior a la de los otros. Ustedes, estoy segura, también estaban en una situación crítica y ese fue el motivo por el cual muchos ya estaban habitando cuando yo venía a visitarlos, y otros se querían venir por la situación de vulnerabilidad  que estaban pasando. Pero ustedes nunca fueron a tomar lo que estaba previsto para otros, y esa es la conciencia que yo espero que todos los catamarqueños empecemos a tener. Haciéndose cada uno responsable de lo que le corresponde, con un Estado responsable también, debemos respetar un orden y no hacer entrar a los amigos por la ventana”, dijo la Gobernadora.

“Por eso creamos la lista única de beneficiarios para los programas de viviendas, de ciudadanos que son responsables entienden que todos tenemos los mismos derechos, y que no podemos avasallar el derecho de otros”, concluyó.