clases

Todo cuesta más caro. Faltan dos semanas para el comienzo de clases y muchos padres, en medio de la paz vacacional, salen a comprar lo que sus hijos necesitarán para la escuela. Pero la tranquilidad termina al recorrer las góndolas, que los reciben con precios mucho más altos que los del año pasado.

En diálogo con LA UNION, varios padres, que ya hacen números para enviar a sus hijos a la escuela en este año, aseguraron que cada año es más costoso hacer que un chico inicie el ciclo lectivo. “Para que mi hijo inicie la escuela gasté alrededor de 1.500 pesos, entre útiles escolares, inscripción, ropa, calzado y otras cosas necesarias para ir a clases. Para que el chico inicie es todo más caro, ya que hay que comprar todo nuevo”, contó un padre a LA UNION.

En indumentaria se gasta aproximadamente unos 500 pesos. En calzado (buscando lo más económico) se debe invertir más de 300 pesos. Esto sumado a los útiles escolares que tienen un costo que oscila entre los 300 y 400 pesos por cada alumno, para que inicie las clases. A todo este desembolso que deben realizar los padres hay que agregarle también la inscripción y la cuota del colegio, que como mínimo tiene un costo de 300 pesos. Esta erogación obligatoria en cada familia catamarqueña se puede duplicar o triplicar, ya que en la mayoría de las hogares hay más de un chico en edad escolar.