diputados

Los diputados y senadores nacionales cobran desde enero sus dietas con un aumento de 21,8%, por lo que ahora perciben, en ese concepto, 36.382 pesos mensuales. La suba corresponde al acuerdo al que arribaron los empleados del Congreso en las paritarias del año pasado, que fue dejada en suspenso para los legisladores.

Según publica en su edición de este jueves el diario La Nación, el aumento del año pasado se aplicó automáticamente para los empleados de las cámaras, pero fue postergado hasta el 1° de enero de 2013 para los legisladores por el impacto negativo de la fuerte suba de dietas dispuesta a principios de 2012 por las autoridades de las dos cámaras, con ajustes que llevaron los ingresos de los diputados y los senadores a casi 40.000 pesos mensuales.

Según La Nación, a las dietas de 36.382 pesos se deben sumar otros 10.000 pesos por mes por gastos de representación y, en algunos casos, viáticos para pasajes y extras por desarraigo que pueden llevan hasta 67.042 pesos el ingreso de un legislador de la Nación.

La suba que perciben desde enero los diputados y los senadores es menor a la pauta de aumento salarial que está reclamando el sindicalismo opositor para este año, que habla de la necesidad de actualizar en un 30% los ingresos de los trabajadores, aunque corresponde, como se dijo, a las negociaciones que llevaron adelante los empleados del Congreso el año pasado.

No obstante, La Nación apunta que es superior en cinco puntos a la mejora del 17% que el Gobierno les ofreció a los docentes nacionales, la cual, se espera, será modificada hacia arriba en el marco de la paritaria del sector, que fija la pauta para las negociaciones en las provincias.

«Se trata de un aumento diferido; si se lo compara, el 21,8% es inferior al promedio del 24% que se otorgó a los otros gremios el año pasado. Además, los legisladores pagan la máxima escala por el impuesto a las ganancias (35%) y no se instrumentó ninguna suba en los demás conceptos, como pasajes y desarraigo», enfatizó una fuente oficialista citada por La Nación.