Messi

El rosarino marcó los dos tantos para el conjunto catalán que superó 2 a 1 al equipo andalúz y se afirma en la punta. Buonanotte y Mascherano también estuvieron en cancha

El Barcelona dio un paso más hacia el título de la Liga española gracias a la victoria por 2-1 sobre el Granada en la que Lionel Messi se lució anotando los dos tantos. De esa forma, superó los 300 goles con el club catalán.

Con uno de derecha y otro de tiro libre, el crack argentino hizo que el equipo azulgrana revirtiera una desventaja y se consolide en la cima de liga, con 15 puntos por encima del Atlético Madrid y 19 sobre el Real Madrid.

“La Pulga” protagonizó el partido ideal para celebrar sus 301 goles con la camiseta del Barcelona. Fue el gran protagonista de la victoria y volvió a resultar determinante gracias a su interminable creatividad y habilidad. El rosarino, que anotó a los 5 y 27 minutos del complemento, ya tiene 37 goles en el campeonato y es el máximo artillero del certamen, nada menos que a 13 goles de su escolta, Cristiano Ronaldo.

El Granada, que había sorprendido con el tanto inicial de Odion Ighalo, a los 26 minutos, sufrió su primera caída desde la llegada de Julián Alcaraz, mientras que el elenco catalán afrontó el partido con Andrés Iniesta sentado en el banco, de suplentes.

En el guión habitual de cada uno de sus partidos en liga, el equipo azulgrana tomó la posesión de la pelota, circuló con paciencia y se plantó en el campo rival. Apenas cinco minutos tardaron los visitantes en generar la primera ocasión de peligro, cuando el arquero Toño se impuso en el mano a mano ante Alexis Sánchez.

Mientras las ocasiones del líder de la liga se sucedían y jugadores como Thiago oAlexis Sánchez despericiaban sus oportunidades con disparos desviados, el Granada aguardaba la ocasión para dar la sorpresa. Así fue que los andaluces encontraron la ventaja con la que se irían al descanso mediante una jugada polémica: un centro deCarlos Aranda finalizó en la cabeza de Nolito, que asistió a Ighalo, para que el delantero anotara debajo del arco. El tanto estuvo marcado por un error del árbitroCarlos Del Cerro Grande, que ignoró un fuera de juego del nigeriano en el momento del último pase.

El Barcelona reaccionó e incrementó su intensidad en los últimos 20 minutos de de la primera etapa, pero las dos ocasiones de las que dispuso Messi terminaron con definiciones frustradas para el ganador de los últimos cuatro Balones de Oro.

La bisagra del partido se vivió en los cinco minutos iniciales del complemento, cuando el Barcelona encontró el empate gracias a un error de Toño, hasta ese momento de actuación impecable. Un tiro de Cesc Fábregas desde fuera del área provocó una atajada con rebote demasiado excesivo del guardameta local, justo para que Messi se avivara y marcara su gol 300 con la camiseta del Barcelona ante el arco vacío.

Una vez que el visitante igualó el certamen, ya era cuestión de esperar el momento en que se confirmara la remontada. Antes de que Messi hiciera realidad lo previsible por casi todos en el estadio Los Cármenes, hubo un disparo de Pedro al palo y una nueva atajada de Toño ante una ocasión desperdiciada por Alexis Sánchez.

La remontada del Barcelona se consumó a falta de 17 minutos para el final, cuando “Lio” ejecutó un tiro libre preciso por encima de la barrera y Toño apenas llegó a arañar la pelota antes de ir a buscarla al fondo de la red.

Ya sobre el final, hubo tiempo para que Messi expusiera su enfado con Cristian Tello, quien eligió patear al arco cuando tenía opciones de pase claras para el argentino en dos jugadas consecutivas.

Para el entrenador del Barcelona, Jordi Roura,  «el resultado es muy bueno, pero no ha sido lo mejor. Yo me quedo con que sin haber materializado las muchas ocasiones que tuvimos, y tras ponernos por detrás del marcador, el equipo ha sabido darle la vuelta al partido» y sobre Lionel Messi dijo: «Es extraodinario. Hoy, una vez más, ha conseguido los dos goles después de que no estuviéramos finos de cara a portería».

Por su parte, el lateral brasileño Dani Alves, destacó que «ésta es la línea a seguir, aunque aún queda un mundo. Jugar con Leo es una tranquilidad. Estas victorias te fortalecen muchísimo porque hemos sufrido» y en cuanto a la diferencia de puntos con el conjunto “Merengue” ironizo: “¿El Madrid a 19 puntos? Nosotros no miramos al tercero, miramos el segundo, que es el seguidor más próximo».

Finalmente, Sergio Busquets, manifestó que «el Granada ha jugado un partido muy intenso,y al final ha tocado sufrir. Está claro que tenemos mucho margen, pero estos triunfos dan mucha tranquilidad».

 

Infobae