Daniel Ramos

Gran malestar de los empleados municipales de Fiambalá por los “ñoquis” que tiene la comuna que conduce Amado “Coco” Quintar. Según confirmó el concejal Bautista “Tico” Almendra, varios empleados del intendente de Fiambalá, “Coco” Quintar, cobraban sin hacer la prestación de servicio correspondiente, pero, uno de los casos más relevantes es el del empleado Daniel Ramos, propietario del diario digital “Voces Escritas”, además de una radio.

Fue el concejal Almendra quien dio fe de este lamentable hecho, fue quien pudo constatar que Daniel Ramos no va en ningún horario a la municipalidad de Fiambalá, pero sí que cobra todos los meses religiosamente.
En la municipalidad de Fiambalá, muchos son los empleados que manifestaron su malestar por esta situación, y muchos de ellos no se animarían a hablar, por las represalias que podrían recibir.

Indignación en los municipales y vecinos
Hace unos días, cuando se hizo pública esta situación en los medios radiales, gráficos y digitales de Tinogasta y la provincia, aparecieron varias pintadas en la ciudad de Fiambalá repudiando esa acción del empleado municipal Daniel Ramos, en común acuerdo con “Coco” Quintar.
En varias paredes de la ciudad norteña se pudo leer “Daniel Ramos ñoqui de Coco Quintar” y otras que decían “Coco: nosotros también queremos cobrar sin trabajar, como Daniel Ramos”. El edil recordó también que Ramos, actual empleado de la municipalidad de Fiambalá, que tiene como intendente a “Coco” Quintar, hace unas semanas atrás en una reunión mantenida entre el intendente de Tinogasta y el administrador de Vialidad de la provincia en la localidad de Banda de Lucero, fue descubierto por algunas personas del lugar y funcionarios, mientras éste les proponía a un grupo de foráneos del lugar en mención en bloquear todo tipo de propuestas que Avila y Solá Jáis hicieran en función de mejorar cualquier situación; como así también, Ramos comentó que tendría un arreglo con el intendente “Coco” Quintar y el senador Departamental Bernardo Quintar, para desprestigiar la gestión y la persona del intendente Hugo Avila en Tinogasta.

Inexplicable
Este tipo de situación lamentable causó gran descontento dentro de los empleados municipales fiambalenses y llama la atención en la capital catamarqueña, ya que muchos cuestionan al intendente “Coco” Quintar, quien con gran frecuencia suele pedir públicamente ayuda, argumentando que no le alcanza el dinero para pagar a sus empleados, pero al mismo tiempo contaría con una importante lista de trabajadores conocidos popularmente como “ñoquis”.

Fuente Diario La Unión