Castellanos

Después de la última desautorización que protagonizó el pasado viernes en medio del conflicto docente, finalmente aceptaron la renuncia de Adolfo Castellanos al cargo de director de Inspección Laboral (DIL).

Ayer a primera hora, el ahora exfuncionario fue notificado mediante el decreto 191/13 que ya no estaba a cargo de la dirección.

El instrumento legal tiene fecha 23 de febrero, es decir un día después que Castellanos protagonizara junto a su jefe directo, el subsecretario de Trabajo, Raúl Aguirre, un episodio de falta de comunicación y de contradicciones en medio del conflicto docente.

Ese día, conocida la noticia de que el Ministerio de Educación solicitaba la conciliación obligatoria, ante el anuncio de medidas de fuerza por parte de los gremios docentes, Castellanos salió en Radio Valle Viejo diciendo que en su dirección no había ingresado ningún pedido de la provincia, como tampoco ningún anuncio de paro por parte de los gremios.

Ante la confusión que se produjo con sus dichos, a los pocos minutos debió salir Aguirre ratificando el pedido de conciliación y desautorizando a Castellanos. Con este episodio, Castellanos se ganaba por segunda vez el malestar oficial, luego de la escandalosa clausura de la Municipalidad de Ancasti, que el propio ministro de Gobierno, Francisco Gordillo, tuvo que levantar.

No obstante, en esta oportunidad se concretó su salida de la función pública.

Posible reemplazo

Trascendió en las últimas horas que el reemplazante de Castellanos sería el titular de la Asociación de Trabajadores de Correos, Jorge Toledo.

El nombre del sindicalista sonó fuerte en las últimas horas y desde los gremios ven con expectativas esta posible designación. Cabe recordar que la CGT ya tiene otro hombre en el Gobierno, que es el subsecretario de Trabajo, Raúl Aguirre.

Artículo anterior"El desafío no es ganar la elección del 2015 sino volver a unir a los argentinos"
Artículo siguienteWalter Castro se prendió entre los mejores