bianchi

¡Lo que le faltaba a Boca! El hecho muy gracioso se dio en el entrenamiento que se desarrolló en el Complejo Pedro Pompilio. Transcurrían algunos minutos de la práctica formal de fútbol, cuando Román, que jugaba para el equipo de los suplentes, quiso cambiar de frente. Pero… No pudo. ¿Qué pasó? Se ‘interpuso’ la cabeza del «Virrey», que sufrió la ‘pérdida’ de su gorra y sus lentes.

Artículo anteriorRecomiendan vacunarse ante el inicio de clases
Artículo siguiente"El desafío no es ganar la elección del 2015 sino volver a unir a los argentinos"