Velez-Peñarol

Vélez ganó porque fue el mejor en un partido que empezó siendo chato y que obtuvo emoción en el segundo tiempo. La potencia de Pratto terminó por darle la diferencia al equipo de Gareca. El 1 a 0 convertido por el delantero en los últimos minutos del partido, concordó con la tarea hecha por el “Fortín” en los últimos 45 minutos.

En el primer tiempo, Vélez intentó con la insistencia de Pratto y la habilidad de Insúa pero no pudo. No lo logró porque se topó con un equipo sólido en defensa, luchador en el medio y dubitativo en el ataque. Porque Peñarol defendió mejor de lo que atacó. No tuvo profundidad ni generó demasiado peligro en el área uruguaya.

Idas y vueltas, algunos cabezazos que se fueron lejos del arco y un juego trabado en el medio. Así fue el primer tiempo del partido que Vélez disputa en Montevideo. Lo único que alteró la calma sucedió a los 27 minutos y fue en las tribunas. Hinchas del “Fortín” se enfrentaron a piedrazos con los de Peñarol. La policía tardó en separar pero el suceso no pasó a mayores.

De la mano de Zalayeta, el conjunto de Da Silva buscó generar juego y acercarse al área que defiende Sebastián Sosa, pero no pudo. Todos los ataques quedaron entorpecidos por Cubero y Domínguez. Y el cero se mantuvo en el arco de los dos.

En el complemento cambió la historia. Vélez salió más decidido a vencer la barrera impuesta por el equipo uruguayo. Insúa tomó el control de la pelota y desequilibró en los últimos metros. Se convirtió en el conductor que el equipo necesitaba para quebrar el cero y concretar una ventaja que ya se notaba en el campo.

Copete desbordó por la izquierda a toda velocidad y tiró un centro atrás para que Pratto aparezca en el medio del área empujarla adentro de la red. Vélez lo ganó con empuje y juego. Lo ganó con merecimiento y volvió a demostrar que es candidato para pelear la Copa Libertadores.

Artículo anteriorEl Real Madrid le dio un duro golpe al Barça en las semis de la Copa del Rey
Artículo siguienteEstado de las rutas nacionales