Ramón Díaz y Emilio Diaz

El entrenador “millonario” fue muy duro con Germán Delfino, quien lo expulsó previo al encuentro por haber llegado tarde. Respecto de la actuación del equipo, que mostró una pálida imagen y cayó merecidamente frente a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, fue muy autocrítico: “La responsabilidad es totalmente mía. Estar en River es una exigencia permanente”.

Una vez consumada la derrota frente a San Lorenzo, Ramón Díaz enfrentó los micrófonos y le apuntó directamente al árbitro, Germán Delfino, quien lo expulsó previo al encuentro. “Fue lamentable lo del árbitro, no tienen nivel ni categoría. Llegamos tarde porque la policía nos hizo dar una vuelta y le pedí que lo atrase cinco minutos. Con una falta de categoría total, no tendrían que dirigir más”.

Más allá de esto, y a la hora de hablar del rendimiento del equipo, el “Pelado” fue muy autocrítico: “La responsabilidad no se las doy a los jugadores, porque quien decidió cómo jugar fui yo. Todo es pura responsabilidad mía”.

A su vez, avisó que esto les servirá para lo que viene y que en River deben dar una constante prueba: “Esto nos viene bien para el futuro. Acá siempre hay una presión extra. Estamos todos en permanente examen, ya sea el DT como los jugadores. Vamos a tratar de revertirlo rápidamente”.

Para terminar, felicitó al rival: “Los clásicos son duros y complicados, porque hay mucho en juego. Ahora debemos hacer un análisis tranquilo, pero me parce que fue muy buena la actitud de San Lorenzo. Sabíamos que iba a ser un equipo duro y complicado”.