OSEP

La Cámara de Apelaciones hizo lugar a una presentación realizada por la defensa del médico Arturo Aguirre en la causa OSEP. Con esta resolución, la Unidad Fiscal de Delitos Contra la Administración Pública e Investigaciones Especiales deberá continuar investigando los hechos que involucrarían a Aguirre por la supuesta compra irregular de medicamentos para la Obra Social de los Empleados Públicos.

La Cámara de Apelaciones declaró la nulidad del auto interlocutorio N° 184/12 del Juzgado de Control de Garantías N° 3, que determinaba la elevación a juicio la causa OSEP.

La nueva presentación del abogado defensor Luciano Rojas –con dictamen positivo- surgió luego que el Juzgado de Control de Garantías N° 3 desestimara las acciones incoadas por Aguirre e hiciera lugar al pedido de elevación a juicio de la mencionada causa.
Es decir que la investigación penal preparatoria deberá continuar y la defensa de Aguirre seguramente solicitará algunas medidas probatorias.

Imputados

En la causa OSEP, además de Aguirre (ex administrador de la Obra Social), están imputados el ex director de Administración René Luna, la ex directora Gladys Buschaski y la ex gerente económica financiera María Concepción Quiroga.

Todos los imputados llegaron a esta instancia judicial acusados del supuesto delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real. Es a partir de una investigación judicial por la supuesta compra irregular de medicamentos oncológicos adquiridos por la OSEP durante el 2010 y primer trimestre de 2011.

La investigación comenzó a gestarse en los primeros días de abril de 2011, cuando el diputado Julio Cabur (FV) advirtió, públicamente, que habría irregularidades en la compra de medicamentos oncológicos que realizaba la OSEP a distintas droguerías.

Sucede que, sin que se haya registrado un aumento significativo en el número de casos de cáncer en Catamarca, se registró una explosiva suba del gasto en fármacos para el tratamiento de esta patología. En el período 2009-2010, la suba se ubicó en el 1.000 por ciento, pasando de $6 millones a la friolera de $60 millones en apenas un año.

También resultó llamativo que la OSEP le comprara remedios oncológicos que son los más costosos- a la droguería santiagueña Libra en un período en que la proveedora estaba inhabilitada por la Administración de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Artículo anteriorCrece el malestar en Salud por la falta de pago de las guardias
Artículo siguienteLas apuestas crecieron, pero el ganador del Quini aún no aparece