cardenales

Por quinto día consecutivo, autoridades religiosas de todo el mundo se reunirán en la Santa Sede para preparar los detalles del cónclave del que saldrá el sucesor de Benedicto VXI. Ya están en Roma 113 de los 115 purpurados electores.

La quinta congregación de cardenales preparatoria del cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI comenzó hoy en el Aula Nueva del Sínodo, del Vaticano, donde los purpurados volverán a reunirse en esta jornada para seguir profundizando sobre el perfil del futuro Papa, y según los rumores, establecer el calendario del cónclave para la elección del próximo Papa.

A la reunión, que comenzó a las 09:30 (hora Italia) asisten los 113 de los 115 cardenales electores -es decir los que podrán entrar en la capilla Sixtina para elegir al próximo Pontífice- que ya acudieron ayer y no se descarta que en esta jornada se incorporen los dos restantes.

También asisten cardenales que superan los 80 años, que no pueden entrar en la Sixtina, aunque sí pueden ser elegidos papa, y que no están obligados a participar en estas reuniones preparatorias.

Esta tarde, a las 17, los cardenales volverán a reunirse en una nueva congregación general y tras cuatro días de reuniones preparatorias, todas las miradas están puestas en la fecha en que será fijado el comienzo del cónclave.

Sin embargo, pese a lo trascendido en la prensa italiana, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo ayer que los cardenales «no tienen prisa» por fijar la fecha de inicio del cónclave y prefieren prepararlo de manera «seria y en profundidad» antes que convocarlo precipitadamente.

«En el Colegio hay una gran voluntad de preparación, seria, profunda y sin prisas. Quizás por ello no ha parecido oportuno plantear fijar la fecha del cónclave que, buena parte del Colegio, podría sentir como algo forzado en su dinámica de discernimiento. También hay que tener en cuenta que faltan todavía algunos cardenales y sería una muestra de respeto hacia ellos esperar hasta que el Colegio esté completo», afirmó Lombardi.

Según observadores vaticanos, numerosos cardenales no italianos, sobre todo los norteamericanos, quieren conocer en profundidad qué hay de verdad en el escándalo Vatileak (la publicación de documentos que develaron intrigas y enfrentamientos en la curia vaticana, dominada sobre todo por italianos) antes de entrar en la Sixtina.

Otros cardenales, según esas fuentes, desearían, por el contrario, comenzar lo más pronto posible ante la eventualidad de que en estos días puedan estallar nuevos escándalos de abusos o de supuesta corrupción que arruinen todavía más la imagen de los prelados.