Humo blanco

Miles de personas aguardaban expectantes en la plaza San Pedro la señal que oficializaría la elección del nuevo Pontífice. Y el momento tan esperado llegó.

La chimenea de la Capilla Sixtina, que había concitado la atención del mundo en las dos fumatas anteriores, volvió a ser un imán para los ojos de millones de personas en todo el planeta. Y la tercera vez (tras la quinta votación) fue la vencida: a las 15:06 (19:06 hora del Vaticano) salió el esperado humo blanco.

La señal que anunciaba la designación de un nuevo papa provocó un inmediato estallido de júbilo de los fieles que seguían el cónclave en el Vaticano. Y provocó que miles de personas, que observaban el acontecimiento por televisión, decidieran dirigirse a la plaza San Pedro.

Artículo anteriorAccidentados fueron trasladados al hospital en una camioneta por falta de ambulancia
Artículo siguienteNewell’s venció con autoridad a la Universidad de Chile