Eduardo Navarro

El joven tinogasteño recibirá el grado de Diaconado, sacramento del Orden que será presidido por el obispo monseñor Luís Urbanc el próximo 22 de marzo a las 20, en la Catedral Basílica y Santuario del Santísimo Sacramento y Virgen del Valle. Se trata de Eduardo Andrés Navarro, quien el domingo 31 tendrá su misa diaconada en la Parroquia San Juan Bautista de nuestra ciudad a las 10 de la mañana.

Comenzó en el 2002 el Seminario en la provincia de Tucumán, cuando en la parroquia San Juan Bautista estaba el padre Domingo Chávez. La carrera para consagrarse conlleva 8 años de preparación que se traduce en un año introductorio, tres años de filosofía y 4 de teología. En el 2008 interrumpió la formación y se reincorporó en la segunda mitad del 2010. En el 2011 hizo un año completo y después dejo el seminario para ir a la parroquia de Chumbicha. En la segunda mitad del 2012 terminó la formación en Tucumán, y en febrero de este año se incorporó a la parroquia San Roque de Recreo (La Paz) donde cumple la función de vicario

Las interrupciones le han demandado más tiempo para culminar su formación, pero después de todo lo vivido considera que es lo que tenia que suceder. “Interrumpir la formación por supuesto que conmueve un poco porque no era lo que uno esperaba pero a lo largo del tiempo uno se fue dando cuenta de que era necesario, importante, madurar y superar algunas cuestiones personales pero en miras de crecer; y ese impas ha permitido crecer mucho, fortalecer la vida espiritual, la vida de madurez humana, como dice el Evangelio ‘conservar todas estas cosas y madurarlas en el corazón’ porque es allí donde se va incubando la vida espiritual, de oración, de encuentro con Dios, entonces una vez que se fueron dando las cosas de a poco también se fue dando el retorno a la formación” reflexiona. Durante todo ese tiempo de “impass” a estado ligado al servicio de la Iglesia, sirviendo en varias comunidades que también le han aportado otras vivencias. “Pase un tiempo en la parroquia de Valle Viejo, otro tiempo en Chumbicha y casi tres años en Tinogasta, cada instancia ha ayudado mucho a seguir cada día mas a Cristo, ir amándolo a el y a la iglesia y conociendo también a sus comunidades”. La comunidad cristiana y católica de Tinogasta celebra el tener un hijo de esta tierra al servicio de la Iglesia.

Artículo anteriorAtlético Policial ganó con inteligencia
Artículo siguienteIndependiente igualó con Quilmes en el Centenario y no levanta su nivel