Superbebe

Esta hermosa súper beba tinogasteña nació el martes 12 de marzo de 2013 en la Maternidad Provincial de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca después de ser derivada desde el Hospital Zonal “San Juan Bautista” de Tinogasta para que se le practique una cesárea a Karina, su mamá.

Se llama Gala Jazmín Celeste Cruz y pesó 5,180 Kg. al momento de su llegada a este mundo. En unos 15 días aproximadamente ya tendrá su D.N.I.

Gala Jazmín Celeste es la beba número 18 de las 19 mamás que dieron a luz ese mismo día en la maternidad provincial, solo un bebe y 18 bebas llegaron al mundo el martes 12 de marzo de 2013. Contentos y llenos de felicidad puede notarse en los rostros de sus jóvenes padres tinogasteños.

Su mamá Ana Karina Ávila oriunda de la localidad de La Puntilla y su papá Diego Ramón Cruz oriundo de la localidad de El Retiro en Villa San Roque donde residen en la actualidad, todavía están sorprendidos por todo lo acontecido las horas previas al nacimiento de Gala.

Todo comenzó el domingo 10 de marzo próximo pasado cuando Ana llevaba 39 semanas de embarazo, pero, en horas de la mañana comenzó a sentirse descompuesta y con los síntomas de que la súper beba adelantaría su llegada.

Diego, su marido, se encontraba en su trabajo y regresó a las 16 horas a su casa para darse con la sorpresa que Ana debía ser llevada de urgencia al nosocomio local lo antes posible.

Es por ello que a las 16:15 horas del domingo 10 de marzo de 2013 Ana ingresó por el sector de urgencias al Hospital Zonal “San Juan Bautista” de Tinogasta, donde de manera inmediata recibe la atención necesaria y donde la obstetra le indica que debe preparase para que se le practique una cesárea. En ese mismo momento se comienzan a hacer los análisis pertinentes para determinar el grupo sanguíneo de la mamá. Una vez estabilizada se le comunicó que la cesárea se había pasado para el lunes 11 de marzo de 2013.

Como ya se lo habían anticipado, el lunes durante la mañana tuvo que esperar la llegada de los médicos Pedranti, Almada, Olivera y Alaniz Andrada para ser examinada y para que los profesionales puedan determinar cuáles eran los pasos a seguir en esas circunstancias.

Al ser examinada por los médicos Pedranti y Alaniz Andrada, éstos estaban dispuestos a ingresar a la paciente a cirugía para iniciar la cesárea correspondiente en el Hospital Zonal “San Juan Bautista” de Tinogasta.

No todos los médicos que la habían examinado estaban de acuerdo con ingresarla a cirugía y practicarle una cesárea, ya que se temía por algún tipo de riesgo, según opinó el médico Olivera quien estaba dispuesto a darle la derivación a la capital catamarqueña.

Una de las cosas inexplicables en ese momento era que no se podía realizar ninguna ecografía porque el responsable de las mismas estaba de viaje. Por ellos se le realizó una placa –según nos cuenta Ana- la cual a simple vista no se podía observar nada porque estaba demasiada oscura, cosa que también fue advertida por los profesionales médicos y que no les permitía hacer ningún diagnóstico previo.

De todas maneras, Ana siguió internada y se le practicaron otros estudios por los cuales se determinó en ese momento que la joven mamá llevaba dos bebes en su panza, ya que quien la examinaba escuchaba 2 latidos de corazón y pensaba que eran mellizos.

Con ese diagnóstico el médico que la examinó determinó de manera inmediata que la derivaba a la Maternidad Provincial en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, ya que era riesgoso practicar una cesárea en el Hospital de Tinogasta.

Así fue y según su derivación, su parte médico a la capital catamarqueña decía que Ana Karina era trasladada con un embarazo de 39 semanas y con mellizos. A las 20 horas viajó a Catamarca Capital de urgencia arribando a las 23 horas.

Al momento de su llegada a la Maternidad Provincial de la ciudad de Catamarca, se le realiza nuevamente una ecografía que “según los médicos” establecieron que llevaba dos bebes en su panza y hasta se había determinado que los bebes estaban de frente por lo cual no se podía determinar el sexo de ambos.

 

Y llegó el gran día

Y el martes 12 de marzo de 2013 llegó el gran día para Ana y Diego, y para los médicos que la atendieron también. Todo comenzó a primera hora de la mañana con una ecografía que nuevamente determinó que en la pancita de Ana Karina había dos bebes, mellizos que estaban ubicados de frente y que eso hacía que no se pueda comprobar el sexo de ambos.

Diego y Ana ya estaban preparados para recibir a los nuevos integrantes de su familia, y hasta habían comprado ropita para ambos bebes de los cuales ni siquiera conocían el sexo.

Y la hora llegó, los síntomas de Ana Karina comenzaron a hacerse más notables pasada las 10 de la mañana, hora que los médicos la ingresaron al quirófano de la Maternidad Provincial para practicarle la cesárea e ir en busca de esos hermosos bebes mellizos que se habían mostrado en varias oportunidades en las ecografías o con los latidos de sus corazones en los ultrasonidos realizados.

Y para “sorpresa” de todos los que estaban en el quirófano, a las 11:15 horas se encontraron solo con un bebe, que en realidad era “una súper beba” de 5,180 Kg, Gala Jazmín Celeste, quien les dio bastante trabajo antes de llegar al mundo que tanto la esperaba conocer.

Y así es la vida, una linda historia con final feliz en el seno de una humilde familia de la localidad de El Retiro en Villa San Roque, que al día de hoy cuenta con un integrante más para darle todo el amor del mundo como lo hacen con sus otras dos hijas, una de 8 y otra de 12 años de edad.

Artículo anteriorRacing empató con Belgrano y se mantiene lejos de la lucha por el título
Artículo siguienteCon dos goles de Messi, Barcelona ganó y sigue firme en España