Berni

Desde el centro de coordinación, donde se reciben donaciones para los damnificados, el funcionario informó que «perros de Gendarmería se van a sumar a la búsqueda casa por casa». Asimismo, el secretario de Seguridad de la Nación aclaró que «el agua ya bajó totalmente» y no se registraron pedidos de auxilio.

“Vamos a rezar para que el número de víctimas no aumente”, dijo el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y comunicó que “el agua bajó totalmente”.

Al mismo tiempo, comunicó que «hay más de veinte personas con pedido de ubicación», tras el trágico temporal que azotó la ciudad de la Plata y dejó al menos 48 fallecidos.

Desde el centro de coordinación de donaciones para los damnificados por la inundación, el funcionario nacional aseguró que “el trabajo de búsqueda de personas desaparecidas va a ser muy importante” en las próximas horas.

“Ha llegado un grupo de perros de Gendarmería que se van a sumar a las cuadrillas y se va a buscar casa por casa”, agregó Berni respecto a las tareas de rescate que se están desarrollando en los barrios de Los Hornos, Villa Elisa y Tolosa, los más afectados por las lluvias.

«El ministerio de Seguridad de la Provincia dispuso un sistema de informatización para poder cruzar los datos de los centros de evacuados y cotejarlos con las familias que están buscando a sus seres queridos», añadió Berni.

Asimismo, el segundo de la ministra Nilda Garré, agregó que se estuvo «recorriendo toda la noche, con la Policía bonaerense y la Gendarmería, los lugares más postergados”, tras algunas denuncias de saqueos. «No hemos tenido episodios de importancia», manifestó.

El secretario de Seguridad de la Nación recordó que desde el Ejecutivo se puso a disposición de la Provincia todos los recursos del Estado, tanto económicos como humanos. «Estamos todos a disposición del gobernador», enfatizó.

Artículo anteriorTragedia en La Plata: hay 48 muertos, desaparecidos y pérdidas millonarias
Artículo siguiente«No voy a renunciar», aseguró el intendente de La Plata tras el tuit del escándalo