Vales pro familia

El proyecto enuncia la importancia de que se incremente 100 pesos para cada categoría y, para casos focalizados, un incremento 150 pesos más, de manera tal que ningún beneficiario cobre menos 180 pesos, sabiéndose que los mismos no han sufrido modificaciones desde mediados del 2010, y que la sumatoria de la inflación para los años 2010/11/12 fue superior al 70 %.
Asimismo indica, referenciando a un medio de la provincia, que son 33 mil los beneficiarios del Programa Vale Pro – Familia, e informa que actualmente en la provincia existen vales de 80, 90, 100, 120, 150, 160 y 180 pesos que, por convenio, los aportes se reparten en un 50 % el Gobierno de la provincia, y en un 50 % el Gobierno nacional.
“El fenómeno de la inflación afecta fuertemente a los sectores ‘vulnerables’, ya que su calidad de vida se ve deteriorada cotidianamente. Los precios de los alimentos son los que más se ven afectados en este proceso”, asegura el legislador provincial.
También indica: “Es responsabilidad del Estado asistir a sectores ‘vulnerables’, actuar ante la pobreza y la exclusión social, por lo que ante un fenómeno como la inflación, que golpea directamente a estos sectores, generando mayor exclusión, es que requerimos que se actualicen los valores monetarios del programa Vale Pro –   Familia, a los fines de subsanar la pérdida del poder adquisitivo, sabiéndose que los mismos no han sufrido modificaciones desde el 2010; y que, según las consultoras, en el año 2010 la inflación rondó el 24 %; en diciembre del 2011 el IPC registró una variación mensual de 1,9 % y la inflación anual llegó a 22,8 por ciento, y en el año 2012 llegó al 25,6 %”.
Finaliza el presente proyecto manifestando: “La pérdida del poder adquisitivo es real, como así también la necesidad de los sectores sociales que sufren el mayor impacto de los incrementos reales y ocultos de precios. Negar esta realidad es desconocer una problemática que va en aumento día a día, y que no es posible paliar con “planes”, que no se correspondan con esa realidad.
Es menester que, desde los organismos correspondientes, se asuma dicha situación. El incremento que requerimos en realidad es una medida de equidad. Una respuesta subsidiaria, pero necesaria para brindar a nuestros conciudadanos un alivio a sus necesidades”.

Artículo anteriorBoca no levanta cabeza y profundiza aún más su presente
Artículo siguienteEl Athletic de Bielsa deja al Barsa sin título, al menos por una semana más