Obispo Urbanc en La Falda-El Puesto

Continuando con la intensa actividad pastoral en la parroquia San Juan Bautista de Tinogasta, el viernes el Obispo diocesano, Luis Urbanc, visitó a las comunidades de Anillaco y El Puesto, donde se erigen templos emblemáticos que forman parte del corredor turístico y cultural denominado Ruta del Adobe, valioso patrimonio religioso y arquitectónico, que data de principios de los siglos XVIII y XIX.
Urbanc partió hacia la localidad de Anillaco, distante a unos 23 kilómetros de la cabecera departamental, atravesando el río La Troya, para llegar a la escuela N° 431, donde además de la comunidad educativa lo esperaban los vecinos junto con el delegado comunal, Francisco Espinoza.
El Pastor Diocesano agradeció el cordial recibimiento de docentes y alumnos, comentando que es un gozo grande para él pues es la primera vez que llega a este pueblo bajo el patronazgo de la Virgen del Rosario, por lo cual exhortó a todos a rezar el Santo Rosario, porque “van a ver cuántas bendiciones van a tener en sus vidas”, dijo.
Antes de visitar a los ancianos y enfermos, llegó hasta la capilla en cuyo predio se construye un amplio salón de usos múltiples, con el esfuerzo solidario de la gente que aporta material para terminar la obra, que estará al servicio de todos los vecinos.
También recorrió el mayorazgo, un complejo de construcciones de adobe que está siendo recuperado, donde se encuentra el antiguo templo dedicado a Nuestra Señora del Rosario, cuya fecha de construcción data de 1712, y se convirtió en un foco de atracción para los visitantes.

En El Puesto

Por la tarde, el itinerario abarcó la zona de El Puesto, situada a unos 17 kilómetros del centro tinogasteño, cuyos habitantes lo esperaron en el ingreso para escoltarlo en sus recorrido por las grutas y oratorios, donde se conservan antiguas imágenes legadas de generación en generación. El punto de recibimiento fue el edificio que alberga a las escuelas primaria N° 9 Lindor B. Sotomayor, y Secundaria N° 24, que en total suman una matrícula aproximada de 90 alumnos de todos sus niveles. Aquí se dieron cita los vecinos y el delegado municipal Pedro Oviedo, para participar junto a las autoridades, docentes y estudiantes de este importante acontecimiento. El maestro Miguel Trejo tuvo a su cargo el discurso de bienvenida.
Urbanc agradeció las palabras del docente, e instó a los adultos a educar a los niños en los valores cristianos.
Siguiendo el trayecto hasta La Falda, rezó en el oratorio de Los Orquera, capilla privada construida a principios del siglo XVIII, en cuyo interior se conserva la imagen de Nuestra Señora del Rosario, procedente de Chuquisaca (Bolivia).

Peregrinación

Después de visitar a enfermos y ancianos en su trayecto, se concretó la peregrinación de las comunidades de Anillaco y El Puesto, con sus respectivos Patronos, hacia la capilla de la Virgen de Andacollo, ubicada en el otro lado de la ruta nacional 60.
Este emblemático templo del departamento Tinogasta fue el epicentro donde se desarrolló el cierre de la jornada con la celebración eucarística y la bendición de las imágenes de Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, y un cuadro del Señor de los Milagros, enviados desde Perú por el escritor Carlos Arturo Llanos Solís.
El acto protocolar dio apertura con la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino y la lectura de los decretos mediante los cuales la Municipalidad de Tinogasta “declara de Interés Municipal el acto central con motivo de la donación de imágenes para la Iglesia de la localidad de La Falda (El Puesto)”; y de Interés Religioso y Cultural por parte del Concejo Deliberante de Tinogasta.
A su vez, el intendente de Tinogasta, Hugo Daniel Ávila, dijo que “se trata de un día histórico al contar con la visita de la máxima autoridad de la Iglesia de Catamarca. El Obispo peregrino que tiene Catamarca, quien con empuje, con voluntad de trabajo, quiere visitarnos en nuestra casa”. Asimismo, resaltó el valor de este patrimonio histórico y arquitectónico que representan estos lugares de devoción como las capillas de Anillaco, La Falda, el Oratorio de Los Orquera, y la iglesia de San Pedro (Fiambalá), que “son parte de un tesoro de los catamarqueños y los tinogasteños, y que tenemos que recuperar”.
Durante su homilía, el Obispo bregó por vivir en la verdad, unidos a la caridad, y destacó la tarea de los primeros evangelizadores, que forjaron junto a los antiguos pobladores de estas tierras la cultura cuzqueña, “desde donde nos vino la evangelización”.

Artículo anteriorAdolescentes de 16 y 17 años podrían quedarse sin votar
Artículo siguienteExpectativa por los anuncios de la gobernadora Lucía Corpacci