Tarjeta

Tras el anuncio de la gobernadora Lucía Corpacci el pasado 1 de mayo, sobre el aumento en los montos de las tarjetas Pro Familia, el ministro de Desarrollo Social, Oscar Pfeiffer, dio a conocer los detalles del incremento dado, el que será otorgado luego del convenio a firmarse con Nación en los próximos días.
El titular de la cartera social indicó que el aumento se acreditará en julio, y los nuevos montos de la tarjeta Pro Familia irán desde un mínimo de 150 a un máximo de 890 pesos, según la cantidad de niños y de acuerdo al ingreso que tenga cada familia.
De este modo, quienes por un hijo perciben menos de 100 pesos a partir de julio percibirán 150, y para quienes tienen más de un hijo se incrementará los montos, llegando a poseer en la tarjeta hasta 890 pesos por mes, a diferencia de hoy que el máximo no llega a los 400.
Destacó también que el cambio de sistema que se aplica en la provincia permite que exista una gran cantidad de beneficiarios. Éste fue acordado con Nación recientemente y posibilita “que se pueda dar este aumento, además de incluir a toda la población que precise la ayuda” .
“Los cambios conceden un incremento y mayor inclusión de personas enfermas, problemas familiares, cantidad de niños por familia, también de acuerdo al grado de pobreza e indigencia. Es una serie de cuestiones que logran una mejora importante”, aseguró el ministro.
En los próximos días Pfeiffer estará firmando el convenio que permite el mencionado aumento con la cartera social a nivel nacional. La rúbrica tuvo que esperar ya que este mes termina el convenio anterior, al que consideraron “expulsivo” y cambiaron por el actual que incluye mayor cantidad de beneficiarios.
Estas gestiones acompañadas del reempadronamiento por el cual se dio de baja a 5 mil beneficiarios irregulares que venían de la anterior gestión, permiten a Desarrollo Social incorporar a más beneficiarios al programa, de hecho ya comenzó el relevamiento en el interior de la provincia, captando a quienes podrían necesitar el beneficio.
El ministro detalló que actualmente tienen un padrón de 26 mil “titulares de derecho” que perciben la mensualidad que les permite adquirir alimentos, mientras tienen un tope de tarjetas a otorgar de 28.730, por ende la incorporación será de unos 2.730 beneficiarios más los que ya están siendo incluidos.

Módulos

Este año y ante las dificultades de muchas familias que habitan en parajes alejados que reciben los vales Pro Familia, Desarrollo Social anunció que comenzaron a entregar módulos alimentarios. Si bien en principio se trató de erradicar esta práctica y posibilitar que la gente elija sus alimentos, en el interior existen aún impedimentos para conseguir los productos en las despensas, lo que da lugar al regreso de la entrega de módulos y así evitar que los beneficiarios del interior tengan que viajar muchos kilómetros para canjear los vales alimentarios.

Compre local

En su discurso la gobernadora remarcó que “es importante destacar que el 60 por ciento de los productos que compra el Estado provincial para la asistencia social se fabrica en Catamarca, en una demostración de que se puede generar empleo productivo con acciones del propio gobierno. Entre los proveedores de zapatillas, joggings, remeras, sábanas, cuchetas, guardapolvos y hasta leche y fideos, hay empresas y cooperativas apuntaladas por el Estado. Incluso, los kits maternales que se entregan a cada mamá en la Maternidad Provincial, tienen artículos hechos por manos catamarqueñas.

Artículo anteriorEn Argentina el índice de desempleo no baja sustantivamente desde 2007
Artículo siguienteGodoy Cruz pisó fuerte ante su gente y le ganó claramente a Colón