Tevez - Falcao

Carlos Tevez, Radamel Falcao, Victor Valdés y Dani Alves son algunos de los que aparecen en la seductora lista de refuerzos del Mónaco en su regreso a la élite del fútbol francés. Este miércoles, el diario L’Equipe adelantó que ya estarían acordadas las incorporaciones del «Apache» argentino y el «Tigre» Colombiano.

Tevez, que tiene un vínculo firmado con el Manchester City hasta 2014, habría sido tentado con un sueldo anual de 10 millones de euros y sólo falta el acuerdo entre los clubes, que no sería un mayor impedimento por el deseo de los ingleses de renovar el ataque.

En cuanto a Falcao, Mónaco pagaría los 60 millones de euros estipulados por el Atlético Madrid en su cláusula de salida. La decisión final sería tomada por el colombiano después de la final de la Copa del Rey pero todo indica que ningún club de la Premier League podrá competir con la oferta económica.

El cuestionado portero del Barcelona, Víctor Valdés, es un hecho que dejará la valla blaugrana en la próxima temporada y en el principado comenzaron los llamados para convencerlo. En este caso, el Arsenal inglés es el principal competidor en la puja por el guardameta.

Más difícil de concretarse se intuye la posible llegada del brasileño Dani Alves, que tiene contrato con el Barça hasta 2015 y no parece tener intenciones de cambiar de Liga. Aunque a sus 30 años, una oferta económica millonaria podría ser irresistible. La prensa gala asegura que ya comenzaron las conversaciones.

Las ventajas fiscales del principado

La Federación Francesa de Futbol (FFF), la Liga de Futbol Profesional (LFP) y el Mónaco se encuentran en pie de guerra. Los organismos rectores del fútbol galo quieren que el club del principado pague una indemnización de 200 millones de euros y se instale en Francia para disputar la Ligue-1, con el firme objetivo de atenuar sus ventajas fiscales.

Para los clubes franceses es una competencia desleal la que se ejerce en el principado por su particular régimen fiscal. Ya que el club paga menos impuestos y puede proponer mejores salarios a los futbolistas. Pero en Mónaco se defienden, confían en equiparar en poder al PSG y anuncian que llevarán el caso a los tribunales «para obtener un arreglo judicial del litigio».

Mónaco fue comprado por el magnate ruso Dmitry Rybolovlev en 2011, cuando el equipo bajó a la segunda categoría, y después de potenciarse con la llegada de un entrenador de primera línea, como el italiano Claudio Ranieri, regresó a la primera división con la intención de imitar el modelo Chelsea que comanda Román Abramóvich.