Atlético de Madrid Campeón de la Copa del Rey

La final de la edición 2012-2013 de la Copa del Rey tuvo una gran final, con una nueva edición del derbi de Madrid. Finalmente, el Atlético se llevó el premio mayor y derrotó al Real por 2-1 en tiempo suplementario.

El equipo de Mourinho comenzó ejerciendo un mayor control de pelota, aunque le costaba encontrar la profundidad necesaria para lastimar a la última línea “Colchonera”. Atlético se mostraba bien parado, aunque no lograba hacerse de la pelota y, debido a eso, no concretaba sus intenciones de aprovechar alguna contra para llegar con peligro hasta el área rival.

La primera emoción de la tarde llegó de la mano de Cristiano Ronaldo. A los 13 minutos de la primera parte, Modric puso un córner al centro del área y el portugués se elevó para conectar un gran cabezazo pegado al palo que se convirtió en el 1-0.

Los de Simeone iban a tener su primera chance en los pies de Gabi, quien ejecutó un remate de media distancia que se fue apenas alto.

Con el correr de los minutos, el Atlético intentaba revertir la imagen del comienzo y trataba de hacerse del balón. Sin embargo, esa intención hacía que el equipo dejara huecos en el fondo y se expusiera a los filosos ataques del dueño de casa.

Tras el gol, los del “Cholo” se adelantaron en el campo de juego pero no encontraban las herramientas para abrirse paso hacia el área. Es por eso que las pelotas paradas se convertían en su arma predilecta para llevar peligro al arquero Diego López. Claro ejemplo de eso fue la ejecución desde un córner de Koke que se cerró y que el arquero “Merengue” logró controlar, evitando el gol olímpico.

Una aparición magistral del Radamel Falcao iba a facilitar las cosas para el Atlético. El colombiano peleó y ganó una pelota en la mitad de la cancha, para luego ensayar una perfecta asistencia para Diego Costa. El brasileño se acomodó y sacó un remate esquinado que selló el empate 1-1.

De la misma manera que “El Colchonero” empezó a crecer tras el golpe que significó el gol del Cristiano, el Real tomó nuevamente las riendas del partido tras la conquista de Costa. Así, la suerte jugó para el lado del Atlético cuando, antes de irse al descanso, Özil estrelló un disparo en el palo.

Ya en el complemento, la visita tuvo la primera posibilidad mediante una pelota parada. La defensa del Real perdió las marcas en el área y Koke se encontró solo en el área, aunque no pudo  definir correctamente.

“El Merengue” tuvo una situación increíble para retomar la ventaja. Cristiano se escapó por izquierda y sacó el centro atrás para el ingreso de Benzema, quien definió suavemente, pero el palo le negó el grito. En el rebote apareció Özil y, con el arquero vencido, tiró al arco, pero en la línea salvó Juanfran.

Los postes seguían salvando al Atlético. A los 25, Cristiano ejecutó un tiro libre por lo bajo y nuevamente volvió a encontrarse con el palo.

El conjunto “Blanco” se perdía situaciones de gol y el clima se calentaba. Así fue que Mourinho fue expulsado por excederse en su protesta ante un fallo arbitral que consideró erróneo.

Sobre el final de tiempo regular, comenzó a dar la sensación de que ambos equipos se conformaban con lo realizado hasta el momento. Las imprecisiones se acumulaban y hacían que el desarrollo del encuentro ingresara en una meseta.

Los últimos segundos del tiempo regular mostraron a un Atlético intentando lograra la hazaña a partir de una pelota parada, pero finalmente el empate fue definitivo.

En el descanso, Mourinho determinó el ingreso de los argentinos Ángel Di María y Gonzalo Higuaín.

En el primer tiempo extra, el Atlético fue más profundo: Diego Costa tuvo una gran chance en el inicio pero definió débil y Diego López se quedó con su remate.

Instantes después de ese primer intento, el equipo ‘Rojiblanco’ iba a dar vuelta el marcador. A los ocho minutos del primer tiempo de la prórroga, Joao Miranda se elevó en el área, anticipó a todos y cabeceó al gol un centro que Koke había enviado al primer palo.

A partir de ese momento, el arquero Courtois se convirtió en la gran figura de la definición. Primero, tapó un mano a mano ante Higuaín y, ya en el segundo tiempo extra, evitó la que parecía una segura caída de su valla ante Özil.

El final trajo el escándalo. Cristiano se quejó por una falta de Gabi y respondió con una patada que advirtió el árbitro y por la cual le mostró la roja directa. Allí comenzó un enfrentamiento entre ambos bancos y se lo pudo ver a Simeone discutiendo con los asistentes de Mourinho y siendo separado por sus colaboradores. Al mismo tiempo, Courtois caía en el área y acusaba un golpe sin pelota.

Los minutos corrieron y el tiempo se acabó, por lo que el Atlético Madrid pudo festejar la décima Copa del Rey de su historia.

 

Formaciones iniciales:
Real Madrid: Diego López; Michael Essien, Sergio Ramos, Raúl Albiol y Fábio Coentrao; Sami Khedira y Xabi Alonso; Angel Di María, Mesut Ozil y Cristiano Ronaldo; Karim Benzema.

DT: José Mourinho.

Atlético de Madrid: Thibaut Courtois; Juanfran, Joao Miranda, Diego Godín y Filipe Luís; Arda Turan, Mario Suárez, Gabi y Koke; Diego Costa y Radamel Falcao.

DT: Diego Simeone.