Enrique Aybar

El intendente Enrique Aybar finalmente volverá a ocupar su cargo en el municipio belicho de Puerta de Corral Quemado luego de que el juez de Control de Garantías en turno, Porfirio Acuña, resolviera otorgarle la libertad bajo fianza, para lo cual deberá presentar un bien en garantía por 75.000 pesos.
El jefe comunal llegó ayer por la mañana al juzgado de Garantías donde el fiscal Roberto Mazzucco, de la Unidad de Delitos Criminales solicitó que permanezca privado de la libertad mientras se investiga la denuncia radicada por la madre de una adolescente de 14 años a la que habría intentado violar. Según la denuncia y la declaración de la supuesta víctima, Aybar la habría llevado a un motel del Valle Central donde trató de forzarla a tener relaciones sexuales, aunque finalmente no lo consiguió.
Luego de la exposición de la defensa, finalmente el juez Acuña decidió otorgarle la libertad bajo caución. Aybar también es investigado por otros hechos de abuso en la Fiscalía de Belén, a cargo de Jorge Flores, donde también estuvo detenido pero fue posteriormente liberado. Alrededor del mediodía de ayer, y tras la resolución del juez, Aybar fue llevado a la Brigada de Investigaciones nuevamente para ser liberado horas más tarde.
Con respecto a la situación procesal del jefe municipal, los abogados Fernando Navarro y Enrique Lilljedahl destacaron que ahora se preparan para buscar y elaborar la evidencia correspondiente en la causa destinada a probar la inocencia de su defendido.
Además ambos asesores legales adelantaron que no se descarta la posibilidad de que el intendente Aybar se presente nuevamente ante la Justicia para realizar una ampliación de declaración y dar su versión de los hechos. En este sentido cabe destacar que el jefe comunal se abstuvo de declarar tanto ante el Fiscal de Belén como de los Fiscales capitalinos.
Fuentes extraoficiales dejaron trascender que la decisión de dejar en libertad a Aybar por parte del juez Acuña tuvo negativas repercusiones en el ámbito de los investigadores, quienes habrían expresado su desacuerdo por considerar grave la acusación.