Campaña de payamédicos por el Día de la Donación de Órganos

Payamédicos de Catamarca comenzó la cruzada “Dibujá un Sol y dáselo al que tengas al lado”, sumando la campaña nacional del INCUCAI por el Día Mundial de la Donación de Órganos, que se conmemora este jueves 30. Este movimiento intenta crear conciencia acerca de la importancia de donar órganos, ya que más de 7.300 personas están esperando un trasplante en este país y sólo hay un promedio de 5.7 donantes por millón de habitantes.
De esta forma, se busca que la comunidad entre en conciencia sobre la importancia de la donación de órganos. En la campaña, se les pide a los transeúntes que dibujen soles, que después serán repartidos en la plaza 25 de Mayo desde las 11. Con esta campaña titulada “Sol y dar”, se entregarán temperas, plasticolas y cartulinas para que la gente se sume.

Payamédicos

La misión de los payamédicos es contribuir a la salud emocional del paciente hospitalizado y para tal fin se utilizan recursos psicológicos y artísticos relacionados con el payaso teatral, juegos, música, teatro, magia y el arte humorístico en general.
Sara Torrent, integrante de esta organización, comentó en diálogo con El Esquiú.com que son 12 los integrantes que se recibieron el año pasado en abril, de los cuales 9 quedaron trabajando y tres se encuentran de forma pasiva, llamados “payaguante”, que ayudan de afuera. En el hospital se realiza la intervención en tres partes. “Tratamos de intervenir con ese niño para tratar de cambiarle la situación. Los estados de ánimo, como la alegría, influyen en el cuerpo, y las hormonas mejoran las defensas. Es una intervención al pie de la cama con el niño, con unos 7 minutos para entrar al paciente y llamarle la atención y animarlos”, explicó Torrent. En este sentido, informó que todos los viernes de 16 a 19, visitan el Hospital de Niños Eva Perón y cada 15 días, el Hogar de Ancianos.
“Ayuda a la curación, no somos otra medicina, tratamos de llevar alegría para que se transite esa situación de angustia, de tratamientos agresivos”. Además, Torrent sostuvo que en los “payabalances” en los pacientes de internaciones crónicas, pueden observar avances. “El internado se ve en un estado pasivo, a disposición de enfermeros, médicos y tratamientos, y en el juego pasa a ser activo, les mostramos figuras mímicas, donde participan los padres, enfermeras, mucamas, los médicos son más serios pero pueden hacer cursos de burbujas y eso hace que se oxigenen por un momento”.