YPF

El acto de habilitación de este nuevo MAS fue encabezado por el gobernador neuquino, Jorge Sapag, el intendente de Bajada Agrio, Mario Castro, y ejecutivos de la filial de YPF en la provincia.

La localidad de Bajada del Agrio tiene 1.600 habitantes, según datos del último censo nacional, y a partir de hoy contará con un módulo cuya capacidad de almacenaje es de 34.000 litros de combustibles, dividido en partes iguales para poder suministrar tanto nafta súper como gasoil.

Este módulo se alimentará de una fuente de energía renovable, como es la energía eólica, por medio de un aerogenerador, señaló a Télam una fuente de la petrolera.

Los MAS, orientados al mercado automotor liviano, son puestos de venta de combustibles, diseñados y desarrollados íntegramente en la Argentina bajo premisas de flexibilidad, sustentabilidad, seguridad en las operaciones y protección del medio ambiente.

El primer MAS fue inaugurado en diciembre de 2012, en la localidad neuquina de Las Coloradas, y al día de hoy comercializa un promedio de 20.000 litros de combustibles por mes.

También están funcionando los módulos instalados en las ciudades de El Huecú, Neuquén; Mencué, en Río Negro y Canalejas, en la provincia de Mendoza.

Otra de las localidades que contará con un Módulo de Abastecimiento Social será Santa Victoria Este, ubicada en la provincia de Salta. La inauguración de esta unidad se realizará el 12 de junio, en el marco del acto que encabezará la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio, en el Complejo Industrial Luján de Cuyo (CILC), Mendoza.

Ese día, la Presidenta tomará contacto por videoconferencia con la ciudad de Santa Victoria que pertenece al grupo de 15 localidades que no cuentan hoy con una fuente cercana de abastecimiento y que YPF seleccionó mediante un exhaustivo estudio.

La petrolera nacional avanza, además, en la construcción de otros módulos que se instalarán durante los próximos meses en las localidades de Rivadavia e Iruya, provincia de Salta.

Estos módulos, con un máximo aprovechamiento del espacio, se alimentan de fuentes renovables de energía y pueden adaptarse a las diversas condiciones geográficas y climáticas del país, con una eficiente inversión en ingeniería e infraestructura capaz de ampliarse a futuro según la evolución de la demanda de cada localidad.